El lado oscuro de las redes sociales

víctimas de redes sociales

Aparentemente, las redes sociales son lugares plagados de personas prácticamente perfectas, que se alimentan de comidas perfectas, hacen viajes perfectos y llevan una vida perfecta. Sin embargo, también esconden un “lado oscuro”. Cada vez más jóvenes terminan siendo víctimas de redes sociales.

El ciberbullying sigue siendo el “Rey” en casos de jóvenes que pierden la vida a causa de Internet

La muerte como “alternativa” para huir de ellas

El suicidio es la tercera causa de muerte entre jóvenes de 15 y 29 años, según el Instituto Nacional de Estadística. Los últimos datos recogidos este año revelan que 310 jóvenes se han quitado la vida, lo que implica un 7.77% del total de víctimas del suicidio.

Las redes sociales han contribuido a esta situación en numerosos casos. Y es que, a pesar de que el extenso mundo de Internet pueda facilitarnos el día a día, también encierra peligros en los que personas vulnerables pueden quedar atrapadas.

El ciberbullying sigue siendo el “Rey” en casos de jóvenes que pierden la vida a causa de Internet. El informe “Riesgos y oportunidades en internet y uso de dispositivos móviles entre menores”realizado en 2016, afirma que el 12% de niños y niñas de 9 a 16 años ha sido víctima de ciberbullying, cifra que dobla el porcentaje respecto a otro informe similar de 2010. Sin embargo, existen otros motivos por los que hay jóvenes víctimas de las redes sociales.

Por un lado, están los llamados juegos virales, como el de la ballena azul, que empezó en Rusia y que ha dejado a su paso a 130 jóvenes víctimas de suicidio. En España se han contabilizado seis casos abiertos a investigación y el ingreso hospitalario de una joven en Sabadell.

Por otro lado, se está expandiendo un nuevo “fenómeno” que afecta, sobre todo, a aquellos usuarios más populares en las redes: suicidios por la presión de ser ‘influencer’.

Miles de seguidores y un trágico final

En lo que va de año, se han producido dos casos de suicidio de chicas influyentes en redes sociales. Se trata de Celia Fuentes y de Melania Capitán. Ambas eran mujeres populares en Instagram y estaban sometidas a la presión que eso supone.

Celia tenía 27 años y era la tercera vez que lo intentaba. Alzó su popularidad en el programa dirigido por Sara Carbonero ‘Quiero Ser’ y su vida giraba en torno a Instagram. Su obsesión por su físico y por ser aceptada en la célebre red social acabó con ella.

Melania tenía la misma edad que Celia, pero su popularidad se debía a su pasión por la caza. Aunque estaba orgullosa de haber ganado el apelativo de ‘embajadora femenina de la caza española’, fue su hobby el motivo por el que muchos usuarios en redes sociales le dedicaron insultos y amenazas hasta después de haber fallecido.

Ambas fueron víctimas, aunque en distinta manera, de la intimidación en redes sociales por parte de una sociedad que no es consciente de la gravedad de su actuación en la Red, ni de las consecuencias que pueden provocar en la vida de una persona.

(Visited 1.225 time, 2 visit today)

About Laura Fernández

Estudiante de 4º Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.