Las meriendas para los sin techo están los viernes en la calle

Meriendas en la calle para personas sin hogar

Cada vez más jóvenes dedican su tiempo libre a realizar tareas de voluntariado en Madrid. Se trata de algo sencillo y que no requiere mucha preparación que está a la altura de todos. Universitarios de todas las edades se han unido a la iniciativa creada por Cooperación Internacional, una ONG con muchos proyectos abiertos que realiza en su mayoría en España.

Friday Revolution‘ es una actividad que esta organización lleva a cabo cada viernes con voluntarios volcados en ayudar a los más necesitados, en concreto repartiendo meriendas en la calle a los ‘sin techo’.

Rutas de calle con personas ‘sin techo’

Es una oportunidad para todos los que quieran dedicar unas horas los viernes por la tarde a hacer voluntariado. Algo diferente y sin compromiso y con todo tipo de actividades que se adaptan a lo que cada uno busca en ese momento. Desde rutas repartiendo meriendas en la calle para pasar un rato con personas sin hogar hasta llevar cajas de alimentos a familias sin recursos.

Además, Cooperación Internacional ofrece la posibilidad de llevar a cabo actividades de ocio con niños en riesgo de exclusión o acompañar un rato a la personas mayores o con discapacidad.

Este voluntariado se realiza principalmente los viernes. Sin embargo, los sábados y domingos también cabe la posibilidad de llevar a cabo actividades que la ONG tiene programadas. Para participar, los estudiantes no necesitan ningún tipo de requisito simplemente ganas de dedicar una tarde de viernes a los demás.

‘Friday Revolution’ consiste principalmente en repartir meriendas en la calle. Cada viernes, los jóvenes se dividen en grupos pequeños de cuatro personas para no abordar a los ‘sin techo’ que en alguna ocasión pueden sentirse agobiados o indefensos. Varios termos de café darán esa merienda a los que cada día esperan con ansia la llegada de estos universitarios.

Hay 2.576 personas sin hogar en Madrid y 910 viven en la calle

En la Comunidad de Madrid casi un millar de personas vive en la calle, pero el número se duplica si sumamos todos los que se alojan en albergues y centros de acogida. El proyecto es una experiencia única en la que los universitarios tienen la oportunidad de acercase a personas muy distintas, cada uno con su historia, en pleno centro de Madrid.

Los protagonistas de la Gran Vía

Cada voluntario tiene su ruta definida, algo que ayuda a conocer en profundidad la vida de cada una de las personas sin hogar que ocupan las calles de la capital. La más concurrida es la Gran Vía madrileña donde cada vez más, las personas sin hogar hacen de un trozo de calle su casa. A veces, resulta difícil e incluso puede tenerse miedo a la reacción de los mismos, por ello la ONG te ofrece la posibilidad de unas sesiones de formación para aprender a ponerse en el lugar del otro.

About Sonia Robledo

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja una respuesta