Adiós guarderías, hola escuelas innovadoras

escuelas innovadoras

Amanece un viernes de octubre. Bianca, de dos años, se halla en clase estudiando “Cuadrados con círculos concéntricos” de Kandinsky para descubrir así los círculos. En la otra punta de Madrid, Jaime, de un año y medio, corretea gritando que “le ha traído papá y le ha costado mucho apadcar”.

Esa misma tarde Hugo, con dos años y medio, se despidió en chino del regente de unos almacenes. “Supongo que se despidió, aunque realmente no lo sé porque no entiendo chino. El dependiente se rio y le contestó en la misma lengua. Eso es lo que me dijo su madre al día siguiente”, explica Natividad Román, fundadora y directora de la Escuela Infantil Olavide

Los españoles ven la guardería como un espacio “aparca niños” no como un lugar de aprendizaje

Esto no es un reportaje sobre pequeños superdotados. Bianca, Jaime y Hugo no lo son. Ellos son niños, que como el resto de sus compañeros, no acuden a guarderías sino a las escuelas infantiles más innovadoras de Madrid.

La autonomía del niño

Hoy en día, la mayoría de niños va a la guardería, no porque la ley les obligue, sino porque sus padres trabajan. “La sociedad española ve la guardería como un espacio “aparca niños” no como un lugar de aprendizaje. Luchamos para que nos llamen escuelas infantiles”, argumenta Leticia Rubio, pedagoga de El Mundo de Mozart.

Hay que conseguir niños felices que se sientan queridos, pero no dependientes

Las tres escuelas de Hugo, Jaime y Bianca centran sus quehaceres en la búsqueda de la autonomía del niño desde sus primeros años. Niños fuertes e inteligentes que estén preparados para ir al colegio en un futuro. “Hay que preguntarles para hacerles partícipes de sus decisiones. Niños felices que se sientan queridos, pero no dependientes”, explica Eva Martín, directora de la Reggio Emilia.

El enfoque Reggio Emilia se desarrolló por primera vez en 1945 en Italia. El niño ha de ser el protagonista que explore el mundo, con un adulto que sea su aliado, pero no que lo limite en su afán de híper protegerlo. En la escuela hay un carro de 8 plazas donde todos los días los niños salen por turnos pasear. ¿Qué cursos salen fuera? “No se trata de cursos. Se trata de niños, de individuos. Cualquier alumno de la escuela que sepa mantenerse sentado por sí solo puede salir, ya tenga 8 meses o dos años”, responde Martín.

Saben hablar, pero no moverse

El fallecido periodista, fundador del periódico ARA y padre de cuatro hijos, Carles Capdevila, solía decir en sus conferencias que hoy día hay “padres híper motivados” que lo razonan todo con sus hijos para que el ‘no’ no les pueda causar ningún trauma. “No se dan cuenta de que el niño quiere una respuesta rápida cuando pide una piruleta. No quiere saber si lleva los nutrientes necesarios para la dieta que le ha recomendado el pediatra a sus padres”, explicaba siempre Capdevila.

Los padres tienen a sus hijos cada vez más mayores. Los niños saben hablar y razonar pero no utilizar su cuerpo

“Actualmente, los padres tienen a los niños cada vez más mayores. Esto hace que vengan con más soltura para hablar y razonen mejor. Sin embargo, no juegan tanto con ellos y eso hace que, añadido a las nuevas tecnologías, no sepan saltar, utilizar su cuerpo y sean menos flexibles”, concluye Román.

Olavide apuesta por un desarrollo de la motricidad del niño, basada en el Método Doman. Todos los días cantan en inglés canciones relacionadas con el cuerpo y los movimientos. Saltan, se arrastran y no paran de dar vueltas. La actividad estrella es la Escalera de Braquiación traída desde Washington. Hugo y sus compañeros, se cuelgan dos veces al día durante 30 segundos. Esto favorece la apertura de sus pulmones, que llegue más aire al cerebro y así puedan desarrollar una mayor inteligencia.

La Reggio Emilia practica una terapia de psicomotricidad basada en el Enfoque Aucouturier. Jaime acude dos veces en semana a una sala gigante llena de colchonetas, rampas, fichas gigantes de paralelepípedos y una gran espaldera, para explorar su cuerpo. Las únicas reglas: respetar tu cuerpo y el de tu compañero, y mirar a los dos lados antes de saltar desde las alturas.

La lucha por los idiomas

Hugo y Bianca van a escuelas diferentes, pero ambos dan tres horas semanales de chino y tienen inglés todos los días. Sin embargo, en la escuela de Jaime no hay ningún dibujo ni cartel que no sea en español, en la Reggio Emilia no se imparten idiomas. Las tres escuelas se sitúan entre las más innovadoras de España. ¿Por qué difieren tanto en los idiomas?

El problema del sistema español es pretender que todos los niños aprendan de la misma forma

El Mundo de Mozart apuesta por un modelo de idiomas basado en el método de las Inteligencias Múltiples de Gardner. Bianca aprende por objetivos mensuales. Sin embargo, no aprende un objetivo en cada clase sino que aprende los números de cinco maneras distintas: en la clase de chino, en las tres clases de inglés diferentes (inglés a través de la música, del vocabulario y de las fichas) y en la clase de psicomotricidad. “Se trabaja los mismos conceptos desde diferentes ángulos. No podemos pretender que todos los niños aprendan de la misma forma, ese es el problema del sistema español”, expone Rubio.

La Reggio Emilia aboga por un proyecto en el que los niños se sientan lo más seguros posibles porque eso favorecerá su máxima independencia. “Si el niño oye constantemente diversas lenguas, se mermará su capacidad de expresión. Si se consigue que un niño desarrolle al máximo las habilidades como la autonomía, afectividad, dominio corporal… será capaz de aprender lo que se proponga cuando sea más mayor”, afirma Martín.

Al margen de los enfoques de cada escuela, Jaime, Bianca y Hugo serán niños que destacarán entre otros de ‘guarderías’ más convencionales. No se trata de los idiomas, arte o música que saben, sino del esfuerzo que hacen estos centros innovadores por potenciar la autonomía del niño. No es cuestión de centros públicos o privados. Es cuestión de que, en Madrid, con una población de más de cinco millones de habitantes, solo hay 6 escuelas infantiles que estén en constante innovación. Es cuestión de quiénes van a ser el futuro.

About Nazaret Moris

Estudiante de 4º de Periodidmo y RRII en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.