Trump y Kim Jong Un se cuelan en el paseo de la fama

Tres turistas aguardan pacientemente para poner su mano sobre la estrella de Marilyn Monroe en el paseo de la fama. Peor lo tiene el centenar de visitantes que, con similar disciplina, hacía cuatro colas para colocar sus manos en las huellas de otras tantas celebridades de Hollywood. No es para menos. Ir allí y no cumplir con el rito parece un sacrilegio.

Pero no todo en este pintoresco rincón de Hollywwod es tan previsible. Junto a la hilera de huellas dos hombres disfrazados, uno de Donald Trump y otro de Kim Jong Un, competían por la atención de los turistas. El reto era algo impensable en la política de hoy en día: hacerte una foto con ambos mandatarios.

Y es que lo más típico de Hollywood es el Paseo de la Fama. Tiene colocadas más de 2.000 estrellas de cinco puntas con el nombre de numerosas celebridades. Hay músicos, productores, directores y actores, algunos de ellos españoles como Julio Iglesias. No todos poseen una, lo curioso es que no es un premio a una carrera sino más bien un alquiler. Es decir, la celebridad que quiere una estrella debe pagar por ella y por su limpieza.

Hay más de 2.000 estrellas de cinco puntas con el nombre de numerosas celebridades

Algo más que estrellas

El paseo de la fama es una calle, con dos aceras separadas por una carretera. En este camino además de estrellas se encuentra el teatro donde se celebran los Oscar, Dolby Theatre, y el Teatro Chino en el que se encuentran las huellas de los pies y las manos de los famosos.

La celebridad que quiere una estrella debe pagar por ella y por su limpieza

Aunque quizás el teatro más importante es el Egyptian. Lo construyó Sid Grauman y fue el que comenzó el cine americano tal y como lo conocemos. Además también fue el impulsor de la alfombra roja porque no quería que sus zapatos nuevos se desgastaran. Es en este teatro donde se celebra la muestra de cine español en Hollywood.

Grauman inventó la alfombra roja para evitar manchar sus zapatos

Grauman también es quien construyó el teatro chino. Cuentan que debido a que él pisó el cemento fresco y se quedaron sus huellas grabadas se comenzó a hacer esto con las celebridades.

En cualquier caso, el paseo de la fama es mucho más que 2000 estrellas, es historia, cine y cultura.

[La cobertura completa de la visita de Villanueva a Hollywood]

(Visited 498 time, 2 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.