¿Estará la pócima bajo el mar?

¿Conocemos nuestro entorno? ¿Sabemos verdaderamente qué es lo que nos rodea? ¿Conocemos nuestro océano? ¿Conocemos todas las especies que hay en él? Las respuestas a todas estas preguntas las vamos a ir respondiendo entre todos poco a poco… Más del 95% de nuestro océano está sin descubrir. En él hay gran cantidad de especies que nos podrían ayudar a la hora de buscar fórmulas y pócimas para la cura de ciertas enfermedades.

Más del 95% de nuestro océano está sin descubrir

Queda mucho por hacer

Muchos animales que se bañan en estas aguas poseen cualidades que más de uno las quisiera. Una estrella de mar puede regenerar su brazo al haberlo perdido. El gusano plano se puede trocear en 15 trozos, de los cuales saldrán 15 gusanos sanos y salvos. ¡Qué bonito sería esto en el mundo de la oncología! Si nosotros pudiéramos cortar un órgano vital dañado por cáncer y que este se reprodujera, sería uno de los grandes avances de la ciencia.

Pensarás que como el mundo de la ciencia ha dejado esto de la lado y no lo está investigando ¿no? Durante la última década y media el científico Alejandro Sánchez Alvarado ha estado investigando cuál es el truco de los gusanos, cómo lo hacen y qué es necesario para que todo esto se pueda desarrollar.

Tras años de investigación Sánchez Alvarado confiesa en una de sus ponencias que “aún no entendemos por completo cómo estos animales hacen lo que hacen”. Quizás bajo el 95% de océano que no conocemos podremos encontrar toda la vida que Walt Disney nos presentó de la mano de la princesa Ariel. Allí posiblemente podamos encontrar la pócima mágica que nos pueda salvar de la cura de muchas enfermedades. Pero siendo sensatos y dejando el romanticismo a un lado, la realidad supera a la ficción y los científicos deberán seguir buscando esta pócima dentro o fuera del mar. Con o sin las sirenas de Disney.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.