“Nos acusan de una cosa y la contraria. Esa es la esencia de Jot Down”

Yolanda Gándara

En 2011 nació una revista atrevida y muy diferente a lo que se estaba haciendo en esos años, apareció Jot Down. Unas páginas donde podías leer los mejores contenidos culturales, además de entrevistas extensas donde no se buscaba el titular sino conocer de verdad al entrevistado.

Una apuesta arriesgada, tal vez, pero la calidad de sus textos hizo que poco a poco creciera hasta ser a día de hoy un referente del periodismo. Para conocer mejor como funciona esta revista, en cuv3 hablamos con Yolanda Gándara, redactora de Jot Down.

“Uno de mis mayores anhelos como lectora son los textos limpios”

El estilo de Jot Down

P: ¿Qué cree que diferencia a Jot Down de otras revistas o dominicales?

R: La diversidad de temas y estilos y el espíritu de dar cabida a todo tipo de ideas, en ocasiones contrapuestas, que expresa muy bien la frase que utilizamos cuando empezó la publicación: “Hay método en nuestra locura”.  Ese cóctel que hace que unas veces nos acusen de una cosa y de lo contrario y que era premeditado.

P: ¿Considera que Jot Down es una revista para todos los públicos o está centrada en un target en concreto?

R: Creo que tiene contenidos para casi todos los públicos, pero reconozco que se generan más que pueden atraer a un segmento concreto de edad e intereses culturales. Aquí no pienso que haya premeditación, sino que está provocado porque la mayoría de la gente que escribe pertenece a este segmento, pero no hay una orientación en ese sentido, al menos yo no la he recibido.

P: Los temas sobre los que escribe, ¿son totalmente decisión suya o debe ser aceptado por la dirección de la revista?

R: Decisión mía. A veces recibo sugerencias para escribir sobre algún tema, pero la mayoría de las veces lo propongo yo, tanto artículos como entrevistas. Evidentemente, cada texto tiene que ser aceptado dependiendo de su calidad, pero no he recibido ninguna negativa.

P: ¿Considera que sus textos, como Una feminazi en el Quijote, sin apenas negritas o hipervínculos, donde destaca por encima del resto la calidad de la escritura, podrían publicarse en otros medios a día de hoy?

R: Lo creo y lo espero. Uno de mis mayores anhelos como lectora son los textos limpios, me desespera el exceso de resaltes que, unido a la carga de publicidad agresiva y los cebos para el clic, hacen abandonar una lectura interesante. Cada vez veo más medios que dedican más espacio al texto, así que creo que sí, es el camino.

P: Soy un gran admirador de sus titulares, atractivos y provocadores, ¿sigue algún tipo de rutina a la hora de titular?

R: Muchas gracias, pero peco de titular muy largo, cuando encuentro un titular corto y efectivo me siento muy satisfecha. La única rutina que sigo es intentar hacer un titular que cobre sentido una vez has leído todo el texto aunque al principio parezca fuera de lugar. En cierto modo es un truco para hacer leer, pero también es por sentido de la estructura. Procuro que la última frase o párrafo cierre ese círculo que abre el título. Y, si puede ser, que contenga cierta ironía o humor.

“Me encantaría entrevistar a Eduardo Mendoza”

Relación con los lectores

P: He visto que le gusta interactuar con los lectores participando en las conversaciones que se generan en los comentarios de sus textos, ¿considera que estos diálogos forman parte de la esencia de sus publicaciones o incluso de la propia revista?

R: Lo considero indispensable. Cuando publico en papel siento un cierto vacío al no recibir respuesta. Me gusta recibir críticas y puedo decir que soy muy afortunada porque ninguna ha sido hiriente ni insultante y algunos comentarios son muy elaborados y aportan un gran contenido. Y sí, creo que es parte de la esencia de la revista, desde el principio estuvimos de acuerdo en que era imprescindible interactuar con los lectores y que la moderación fuera mínima.

P: Otra característica de la revista son sus entrevistas. Extensas y tranquilas para disfrutar de ellas sin ninguna prisa. ¿Con quién le gustaría sentarse, tomar un café y hablar sin mirar el reloj?

R: Con Eduardo Mendoza. Pero no sé si resultaría una buena entrevista o me comportaría como una fan de carpeta forrada con sus fotos.

About Fernando Cardona

Estudiante de 4º de periodismo en Villanueva C.U.

1 comments

Parece mentira que precisamente en una entrevista a Yolanda Gándara, con lo buena gramática que es, utilicen el “a día de hoy”. ¿Es que todavía hay alguien mínimamente informado que sea capaz de utilizar una fórmula tan horrible? Son los mismos que luego se quejan de la televisión basura.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.