Sandro Ávila: “A largo plazo quiero crear mi propia fiesta”

Sandro Ávila

Sandro Ávila es uno de los Djs más conocidos de la noche española con más de 23 mil seguidores entre Instagram y Facebook. Ha levantado a su público y les ha hecho bailar pinchando por toda España. Desde festivales como el Dreambeach, Medusa Sunbeach, Arenal Sound o el River Sound hasta clubs tan conocidos como BCM, Fabrik, Zoológico o Lover.

Pregunta: ¿Cómo empezó en el mundo de la música y por qué? ¿Cómo aprendió a pinchar?

Respuesta: Todo empezó por mi hermano Danny, él me enseñó a mezclar con 15 años cuando aún vivíamos en Marbella. Debido a nuestra edad, la época del vinilo no la conocimos, pero sí nos pilló la fase de grabar CDs y etiquetas a montones. Al principio, lo tenía como un hobbie, pinchaba para mí mismo, para mis amigos que venían a casa y poco más. Un día me dieron la oportunidad de pinchar delante de público en una discoteca de allí. Le gustó mucho mi sesión al dueño, que casualmente fue el que contactó conmigo una vez yo me mudé a Madrid. Así, pude ir a demostrar lo que sabía hacer a la que ha sido mi casa durante 3 años, Zoológico Club, y a la que le debo todo. Gracias a estar de residente en esa fiesta, me fueron saliendo más actuaciones por diferentes clubs de España, y así hasta ahora.

“Ver felicidad y locura en un mismo rostro de esa manera, tan desatada, no tiene precio”

P: ¿Le ayudó o influyó alguien? 

R: Ayudarme no, nadie. Pero como inspiración sí tengo mucho que contarte, y esa persona es Skrillex. Sus canciones son magia a la par que sorprendentes, y me refiero a esto por la manera de combinar diferentes géneros a la hora de crear. Sus sesiones en directo son, como a mí siempre me gusta decir, puro baile. Siento una admiración por ese hombre que no se expresarla con palabras. Soy un fanboy suyo hasta la médula, y no sólo por su música, sino porque a pesar de ser quién es, lo millonario que es y todo lo que lleva a sus espaldas, es una persona completamente normal, cercana y educada, que con un golpe de suerte te lo puedes encontrar patinando por las calles de Barcelona o Mallorca, como me pasó a mi (imaginaros mi reacción).

De los clubs a los festivales

P: ¿Cuál es su mejor recuerdo?

R: Para mí, Arenal Sound. Fue mi primer festival a lo grande y siempre será mi mejor recuerdo. Se convirtió en una experiencia única y me paso el año contando los días para volver a subirme a su escenario. Aún recuerdo los nervios que tenía antes de empezar, con ganas de vomitar y de no poder hablar con nadie, aislándome en mí y concentrándome de tal manera que al terminar la sesión salí emocionado al ver a tanta gente coreando mi nombre. Lo que se percibe es ganas de bailar y de pasarlo bien. Mucha gente pagaría dinero por poder ver las caras de la gente disfrutar de esa manera, como las veo yo, pero creo que ver felicidad y locura en un mismo rostro de esa manera, tan desatada, no tiene precio.

P: ¿Cuáles son sus planes del futuro? ¿A donde querría llegar?

R: Mis planes de futuro a corto y medio plazo son, en primer lugar, hacer mucha música a medida que voy aprendiendo más y más. Sacar todas las canciones que pueda en sellos importantes a nivel mundial y también regalar algunos. En segundo lugar, seguir al ritmo de fechas que voy, viajando por la geografía nacional tocando en buenos clubs y festivales y poder salir a los clubs internacionales. A largo plazo, quiero crear mi propia fiesta, es algo que tengo en mente desde hace tiempo. Poder crear mi concepto de viaje musical y baile, con mis compañeros de profesión y que coja el nombre como para poder exportarla.

About María Quintanilla

Estudiante 4º Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.