El trabajador de residuos, una pieza fundamental en la sociedad

El trabajador de residuos, una pieza fundamental en la sociedad

El equipo de cuv3 se ha desplazado al Distrito de Entrevías, en Madrid, para hablar con algún trabajador de residuos de la Comunidad de Madrid de dicha zona para que nos cuenten cómo es su día a día y en qué consiste la función que desempeñan.

La importancia del trabajador de residuos

El primer trabajador es Roberto, jardinero del Ayuntamiento de Madrid. Se encarga principalmente de realizar en su zona, el Parque de Entrevías, la siega, la poda, la caída de la hoja y la fumigación. No sólo el clima hace de este trabajo correoso, sino también el peligro que conlleva trabajar cerca de medianas, con maquinaria, o en la calle con la propia gente: “Si con la caída de una rama se rompe la luna de un coche debido a que ésta no estaba podada por la falta de personal, la gente se lo recrimina al del uniforme verde como si fuera el causante”.

Además del peligro que a veces se puede vivir, Roberto también señala la falta de reciclaje dentro de la sociedad: “La gente va a un parque en verano cuando hace buen tiempo y lo deja lleno de residuos, botes, pipas, cervezas…”. No hay una concienciación real, se piensa erróneamente que el trabajador de residuos está ahí para limpiar lo que ensucian los demás, cuando realmente está allí para arreglar y cuidar el parque. El tiempo que destinan a limpiar la suciedad de los ciudadanos es el que pierden en mantener las infraestructuras públicas en buenas condiciones.

La falta de civismo, un gran problema por resolver

Poco después nos topamos con uno de sus compañeros en uno de los parques de la Ronda Sur. Se llama Horacio, y se considera un todoterreno dentro del gremio, hace la poda, la siega, recoge basura, mantiene limpias las zonas e incluso confiesa que ha llegado a conducir. Entró un verano a probar de eso que llamaban trabajador de residuos, pero entre el sueldo y su labor le ha convencido para seguir.

“Si la gente que vive aquí no respeta ni su propia zona…”

Marca una atención especial a la falta de civismo que ve en la sociedad, la gente rompe, tira, no respeta los espacios urbanos… Asegura que sin la ayuda de la gente es imposible mantenerlo todo limpio y conseguir reciclar, por eso él cree que a veces se viven momentos de relajación: “Si la gente que vive aquí no respeta su zona…”. Son cosas que se pueden atribuir según la zona, en limpiar un parque en Entrevías tarda de 2 a 3 horas, mientras que cuando trabajaba en Pozuelo de Alarcón solía hacerlo en 10 minutos.

También señala que la crisis ha hecho mella en el personal que se ocupa de los residuos, y cree que lo importante para la empresa no es el servicio prestado, sino ganar dinero. Por eso precisamente cree que su sueldo no es acorde a lo que trabaja, aunque prefiere su empleo al aire libre que encerrado en una oficina.

El peligro de manejar una motosierra

Nos encontramos en la Avenida Buenos Aires a otro compañero, Juan, trabaja como podador en mantenimiento de arbolado viario y de parques. Etiqueta su trabajo como duro y peligroso, porque es muy físico y hay que tener mucha experiencia para manejar una motosierra a la altura a la que se encuentran los árboles. Conlleva muchos riesgos, por eso toman medidas de precaución llevando los EPIS (Equipos de Protección), y aún así suele haber accidentes, pocos, pero alguno que haya visto él. El propio Juan sufrió un accidente, por el cual tiene una desviación del dedo anular de la mano derecha, aunque no le impide manejar igual que antes su motosierra.

Dentro del empleo existen categorías

Llegamos a la Avenida de Miguel Hernández, donde nos espera sentado en su máquina Jesús, que es un oficial primera y jardinero. Jesús nos explicó las categorías dentro del gremio. La más simple es la de peón, se encarga de realizar todos los trabajos manuales. Después el de auxiliar, es que lleva toda la maquinaria, luego oficial de segunda, realiza trabajos más finos y tiene algo de mando, por encima el oficial primera, realiza el mismo trabajo que el anterior, pero con mayor mando, además de dirigir y organizar los trabajos. Por encima de todos está el maestro, que está liberado de trabajos manuales y se encarga de gestionar los lugares donde se trabaja y de mandar sobre los demás.

Combatir contra los riesgos laborales

Jesús habla sobre lo peligroso que puede ser a veces su trabajo: “Hay muchos riesgos laborales, accidentes de tráfico, maquinaria peligrosa con la que te puedes cortar o golpear, y físicamente siempre puede haber algún golpe o esguince”. Para combatir contra esas cosas, Jesús toma medidas gracias a los EPIS, utensilios entre los que se encuentran los guantes, las gafas o los pantalones especiales, aunque como él dice el riesgo cero no existe.

“Los mismos que hace 5 años te decían por tu sueldo no me levanto ahora me dicen que qué suerte tenemos”

Jesús está cansado de las etiquetas de la gente. Al verle con el traje del Ayuntamiento le califican de vago. No sabe si es por desconocimiento de su trabajo o por envidia, éste último ha ido creciendo con la llegada de la crisis: “Los mismos que hace 5 años te decían por tu sueldo no me levanto, ahora dicen que suerte tenéis”. Aún así no todo es malo ni mucho menos. Lleva ya 27 años trabajando con la misma gente y en la misma zona, cerca de su casa, haciendo grandes amigos tras muchos años juntos.

About Carlos Sanchez Fernandez

4º Periodismo

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.