Una ventanilla para la pregunta más dura: ¿por qué me vendieron al nacer?

niños robados en España

Hace unos años en la prensa y en la televisión comenzaron a aparecer reportajes sobre diferentes casos que trataban de los niños robados en España durante los años 60 y 70. A raíz de estos reportajes, muchas familias empezaron a recordar situaciones propias vividas en el pasado que hasta ese momento no le habían dado importancia y se preguntaron: ¿será este mi caso?

Carmen de Troya, directora de el Servicio de información a afectados por la posible sustracción de recién nacidos, asisitió a una charla con los alumnos de Derecho del Centro Universitario Villanueva para explicarles el funcionamiento del servicio que se inauguró en febrero de 2013.

La oficina de atención a las víctimas de casos de “bebés o niños robados”, como se le dice coloquialmente, se puso en marcha debido a que muchas de las familias afectadas “se constituyeron en asociaciones y lo que querían era que el gobierno atendiera sus peticiones”, dice De Troya. Además apunta a que las soluciones que había en un principio no satisfacían a las personas, por lo que hubo un acuerdo entre el Gobierno y las distintas asociaciones que dio lugar a este servicio.

“La información que han dado los medios no se ajusta a la realidad”

En este servicio, añade De Troya, se pretende por parte de las instituciones facilitar a todas las personas que lo deseen la documentación relativa al hecho de su nacimiento, como son las partidas de nacimiento, las partidas de defunción o el legajo de abortos; pero también se crea un banco de ADN a cargo del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses para obtener coincidencias en la base de datos entre los individuos registrados.

Situaciones personales diversas

“La variedad de casos que se registran es muy amplia”, asegura la directora del servicio. La misma ha atendido a personas que sospechan que sus bebés fueron vendidos y otras del proceder de sus adopciones. Incluso dice que muchas personas sólo quieren saber quién era su padre, su madre o su hermano y llegan a la oficina preguntándose: ¿por qué me vendieron? ¿Qué pasó cuándo nací?

“Muchas personas no le quieren hacer daño a sus padres adoptivos y esperan a que fallezcan”

¿Cómo se accede por primera vez a este servicio?

La oficina está situada en la Calle La Bolsa nº8 en Madrid pero gracias a un acuerdo de colaboración con el Ministerio del Interior, el Ministerio de Sanidad y la Fiscalía General se permite que las personas puedan presentar el expediente ante las comisarías de policías y también en los puestos de la Guardia Civil. Además hay disponible un número telefónico – 91 178 80 00 – y en la página del Ministerio de Justicia en la sección de ciudadanos aparece un formulario de contacto.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.