La tienda del Bernabéu gana el Barça-Madrid

Este sábado 3 de diciembre se disputa el Clásico. El partido que enfrentará al Fútbol Club Barcelona y al Real Madrid, un encuentro que ya es mucho más que un simple evento deportivo.

Más de 500 millones de personas de todo el mundo estarán, durante dos horas, frente a la televisión para ver este partido de fútbol. Los aficionados pagarán por las entradas precios que superan fácilmente los 100 euros.

Como no puede ser de otra manera, las tiendas oficiales, y las no oficiales, de estos clubes se frotan las manos. Durante los días previos, las ventas aumentan exponencialmente, y los visitantes aprovechan su paso por Madrid para hacerse con algún recuerdo de este partido.

Los turistas inundan la tienda

El tour por el estadio y la parada en la tienda oficial ya se han convertido en un habitual de las rutas turísticas por la capital. Da igual el día de la semana, el establecimiento está siempre repleto de turistas deseosos de llevarse un recuerdo del Real Madrid.

Destaca por encima del resto el gran número de asiáticos que abarrotan la tienda. La mayoría de ellos no habla ni español ni inglés, pero comparten una ilusión: no quieren volverse a casa sin su camiseta de Cristiano Ronaldo.

Pero cuando se acerca el clásico, el número de visitantes aumenta. Todos pretenden ver el partido con la camiseta o sudadera de su equipo. Además de asiáticos, también sobresale el gran número de latinos madridistas que acuden a la tienda para tener todo listo para el encuentro.

Por otro lado, los madrileños que tienen la tienda más a mano y pueden ir a ella cualquier día del año, no realizan ninguna compra especial.

Un partido global

El encuentro entre el Real Madrid y el Barcelona se ha convertido, en los últimos años, en uno de los eventos deportivos más vistos en el mundo, compite por el primer puesto con la Superbowl y la final de los 100 metros lisos.

700 periodistas acreditados de más de 200 medios, los dos jugadores más valiosos del mundo dentro de las dos plantillas más caras, los clubes con más seguidores en redes sociales y dos de los pocos equipos de fútbol que año tras año cierran sus ejercicios económicos con altos beneficios.

Con todos estos datos, cada vez son más los países donde se puede disfrutar en directo de estos partidos, el pasado año salvo en Cuba, Corea del Norte, Mongolia y Papua el clásico se pudo ver en todo el mundo.

Con la apertura de nuevos mercados muy potentes, como el asiático y el norteamericano, han provocado que ambos clubes comienzan a abrir tiendas oficiales en todos los rincones del mundo.

(Con información de Pablo Balado)

About Fernando Cardona

Estudiante de 4º de periodismo en Villanueva C.U.

Deja una respuesta