Unifutsal, el club de fútbol sala con deberes y partidas de ajedrez

'Unifutsal', el club de fútbol sala con deberes y ajedrez

Hay muchas personas que ven el deporte como algo malo para los niños. Piensan que para ellos es un simple juego, que las rivalidades les hacen meterse en problemas con otros chicos o que la práctica del deporte les quita tiempo para lo que a estas edades es más importante: los estudios.

Pero el deporte está adquiriendo una importancia cada vez mayor en nuestra sociedad. Cada vez más niños se apuntan a actividades deportivas extraescolares. Aunque la mayoría de escuelas deportivas prometen inculcar valores y enseñar a los niños a la vez que practican deporte, al final muchas de ellos solo buscan el ganar partidos y conseguir buenos resultados.

Algunos clubes profesionales ya compaginan los entrenamientos y la competición con los estudios y la formación de los niños para su futuro. Un ejemplo es el nuevo club que se ha creado en Morata de Tajuña, ‘C.D. Unifutsal Morata’, dirigido por el jugador del Club Movistar Inter Fútbol Sala, Borja Díaz y del entrenador del club italiano Parto Calcio a 5, David Madrid.

Una escuela deportiva diferente

Borja Díaz explica que el principal objetivo de su escuela es que “los niños, primero hagan ejercicio físico, para mejorar sus actitudes. Y segundo para que se eduquen y aprendan a través de todos los valores que te enseña el deporte”.

Pero no solo se realiza únicamente fútbol sala. Aunque parezca raro también se hacen en la escuela, clases de ajedrez. “El objetivo –dice Díaz- es que aprendan y se diviertan jugando al ajedrez. Después queremos utilizar los valores que tiene el ajedrez (respeto al rival, capacidad de pensar antes que el rival o mantener la calma) para poder utilizarlos y adaptarlos al fútbol sala”.

Por último, la otra actividad que se realizan en esta escuela deportiva son las clases particulares. Para el jugador del Inter, “las dos cosas mas importante para la educación de los niños son el deporte y los estudios”. Quieren que los niños se habitúen a realizar las dos cosas y no dejen los estudios de lado. Por eso “tendrán dos horas de clases particulares a la semana, para habituarles a que antes de hacer cualquier tipo de deporte o actividad, tienen que hacer sus deberes y estudiar”.

Más allá del deporte, la educación es lo que hace a los niños buenas personas y útiles para la sociedad

El jugador del Inter expresa que desde el principio han intentado utilizar el deporte como mecanismo de motivación para realizar las tareas escolares. “De este modo los niños aprenderán a asociar que la realización de las tareas traerá consigo el ejercicio deportivo”, expresa.

Los padres también juegan

Muchas veces los padres son un mal ejemplo en los partidos de sus hijos poniéndoles en vergüenza. Por eso en la escuela también se trabajará con los padres y madres. “Al final los niños tienen como ejemplo principal a sus padres, y los monitores por mucho que consigamos enseñar o educar a los niños con ciertos valores, no conseguimos nada si una vez que no están en la escuela, les enseñan o ven todo lo contrario”, comenta el jugador.

Por tanto el deporte tiene que ser igual de importante que los estudios. No podemos quitarle una de las dos cosas porque no vaya correctamente en la otra. “Los padres utilizan el deporte como método de castigo, en vez de utilizarlo de un modo positivo y beneficioso”, comenta. “Los niños deben saber que los deberes y los estudios es algo bueno que se necesita realizar para conseguir una recompensa. Es igual que cuando entrenas toda la semana para después jugar un partido”.

Borja Díaz concluye que “la formación y educación en valores es esencial. Mas allá del deporte, la educación es lo único que ayudará a los niños a que crezcan de forma íntegra. Va a hacer que el día de mañana, sean personas útiles para la sociedad en la que vivimos”.

About David de la Torre Sánchez

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva CU

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.