El Mesón del Tío Macario, un restaurante de los que ya no quedan

En Pozaldez, Valladolid, cerca de Medina del Campo se encuentra El Mesón del Tío Macario. Ellos son los responsables del cuidado y abastecimiento de la carne que después sirven en el restaurante.

Este tipo de restaurantes, cuyos productos provienen de sus propias granjas, están desapareciendo. Los dueños de los asadores prefieren comprar la carne a grandes proveedores para así ahorrar costes, a pesar de que la calidad es muy inferior.

Una experiencia espectacular en el mesón

Al entrar en el asador se respira ese aire a restaurante de toda la vida. Puedes  disfrutar de una cerveza o de un buen vino en la barra mientras ves cómo Jesús Muñoz, el cocinero y uno de los propietarios, enciende las brasas y distribuye la carne por ellas.

“Más de un siglo de tradición ganadera nos avala”

Cuando te sientas en la mesa y empiezas a leer la carta, no sabes qué elegir; croquetas, revueltos o ensaladas… pero como en todo buen asador, es fundamental dejar espacio para el plato fuerte: la carne. Solomillo, chuletas, entrecot de buey, todos estos platos espectaculares y cuidados por los propios dueños del restaurante en su finca.

“Nuestras reses son de raza Tudanca, procedentes de los Valles de Cabuerniga y de los montes de Peña Sagra, al lado de los Picos de Europa” apostilla el propietario.

Como todo buen restaurante, dentro de El Mesón del Tío Macario se respira un ambiente familiar, tanto camareros como cocineros mantienen una magnífica relación, consiguiendo así que la experiencia en el asador sea espectacular.

Llévate la carne a casa

La gran ventaja de los restaurantes como El Mesón del Tío Macario, con más de un siglo de tradición ganadera, es que además de disfrutarlos en el restaurante, puedes antes de irte, pasar por su carnicería y llevarte estos productos a casa.

“Apostamos por la calidad, la trazabilidad del producto en el que se determina la raza bovina, la alimentación, el cuidado de los animales, su cria al aire libre y la maduración de las carnes hasta llegar al comensal, de no ser ganaderos no se podría controlar”, explica Jesús.

(Con información de María Quintanilla)

About Fernando Cardona

Estudiante de 4º de periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.