Vivir a contracorriente

consecuencias de trabajar de noche

Viven al revés. Mientras sus familias se levantan, ellos llegan a casa. Desayunan a las dos de la madrugada y almuerzan a las diez de la mañana. La mayoría padece mal humor e hipertensión a causa del estrés. Según algunos estudios, pierden cinco años de esperanza de vida por cada quince que trabajan de noche. Bomberos, policías, guardias de seguridad, taxistas, médicos o periodistas son algunas de las diferentes profesiones que están más acostumbradas al turno de noche o rotatorio. ¿Cuáles son las consecuencias de trabajar de noche?

Miguel Ángel Álvarez tiene 48 años y trabaja hace dos años como vigilante en un parking. Dice que todavía no se ha acostumbrado al cambio horario y que su cuerpo está habituado pero no así su cabeza. “Trabajar de noche te cansa mucho y el no descansar bien con el tiempo te va quitando años”, asegura.

“No descansar bien te va quitando años”

Marisa Pedemonte, médico y profesora de la cátedra de Fisiología del Claeh de Maldonado (Uruguay), dice que un trabajador nocturno que “durante la noche está alerta como si fuera de día, que está expuesto a la luz artificial, que come, que no intenta dormir, que está activo y que de día duerme lo que necesita dormir tiene su ciclo interno invertido pero está en el mismo estado de salud que una persona que duerme durante la noche”.

Síntomas

Los síntomas habituales que padece un trabajador nocturno suelen depender de la actividad que se desarrolla y el horario. Pedemonte dice que a largo plazo está estudiado que hay una disminución de la inmunidad, aumento en el número de infecciones virales o bacterianas,estrés metabólico, hipertensión arterial, trastornos cardiovasculares con aterosclerosis, infartos, trastornos renales y digestivos, además de alteración y disminución de la atención e irritabilidad. Incluso se ha descubierto que hay mayor número de casos de cáncer a raíz del estrés y la incidencia de depresión entre la gente que duerme mal es alta. “El sueño y la depresión van de la mano, se retoalimentan”, dice la doctora.

Pedemonte asegura que el principal problema que tiene el trabajador nocturno es que está privado de sueño porque “durante el día es muy difícil que se duerma en un ambiente que funciona al revés”. Además, afirma que el ritmo circadiano – sucesión de vigilia y sueño – se destruye, ya que de noche intentan descansar y de día mantener una vida normal. Miguel Ángel entiende de rutinas familiares y con un suspiro asegura que “la vida familiar es complicada”. Sabe que de cierta forma trastornó el funcionamiento de su casa y asegura que cuando hay niños hay que tener paciencia. “Hay días que te levantas de mal humor porque hay ruido en la casa”, explica.

Nuevo horizonte para la normativa

En julio de 2016, según informó el portal El Economista, el Gobierno en funciones modificó la normativa vigente sobre jornadas especiales de trabajo para fijar la jornada máxima de los trabajadores nocturnos con riesgos especiales o tensiones importantes de 8 horas en un periodo de 24 horas.

Miguel Ángel Álvarez destaca que lo único positivo de trabajar de noche es que se paga más, pero es consciente que ese dinero no justifica el sacrificio, que lo va desgastando poco a poco. La normativa de trabajo actual establece que la retribución a pagar “se determinará en la negociación colectiva” y se considera trabajo nocturno el realizado entre las 22.00 y las 6.00 horas. Además, agrega que la jornada de trabajo “no podrá exceder de ocho horas diarias de promedio, en un período de referencia de quince días”.

“Se está generando una sociedad que nos está enfermando”

La doctora Pedemonte no tiene duda alguna cuando insiste que “la noche está hecha para dormir”. Explica que los reflejos disminuyen en la noche, lo que provoca que “todos los accidentes laborales se produzcan en su mayoría en ese horario ya que hay una reacción tardía que reduce la productividad y hace que el trabajador se exponga a los accidentes”.

“La noche está hecha para dormir”

“El trabajo en turnos y nocturno es una cosa que se puede hacer durante un breve lapso de la vida. Estamos evolucionando a una sociedad 24 horas para la cual no estamos adaptados genéticamente. Se está generando una sociedad que nos está enfermando”, dice Pedemonte.

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.