“La explotación laboral en el sector textil nos afecta a todos”

Explotación laboral en el sector textil

¿Sabe dónde está fabricada su ropa? Si la respuesta es no; no es el único, casi toda la población lo desconoce. Sin embargo, la realidad es que muchas de las grandes marcas de ropa producen en países subdesarrollados donde las condiciones laborales de los empleados dejan mucho que desear. A principios de año, el conocido programa de Salvados hizo un reportaje sobre la explotación laboral en el sector textil en Camboya que tituló “Fashion Victims” dónde resonaron nombres conocidos como Zara, H&M, Oysho…

cuv3 ha tenido la oportunidad de hablar con Elena Parreño y Bibiana Guach, redactoras del programa “Fashion Victims”, que no dudaron en responder a nuestras preguntas.

P: ¿Qué les motivó a hacer este reportaje?

Es un tema que nos interesa. Vimos una contradicción en este sector y en los precios de la ropa y pensamos que se estaban ahorrando dinero en alguna parte, así que empezamos a investigar. En los últimos años el sector textil se ha deslocalizado. Un país como el nuestro que antes era pionero ahora ya no lo es y tirando del hilo, hablando con expertos y con ONGs… nos señalaron el tema de Camboya.

P: ¿Por qué Camboya?

No era inicialmente nuestra intención ir a ese país. Nuestro primer objetivo era Bangladesh porque la situación es más grave ahí pero al final no fuimos por un problema de seguridad y, además, en Camboya empieza a haber cierto movimiento sindical que trata de ayudar a los trabajadores. En Bangladesh está todo mucho más desprotegido.

La cúspide del capitalismo

P: ¿Por qué denunciar la explotación en el sector textil y no en otro?

Nos parecía la cúspide. Es donde el capitalismo se expresa con mayor virulencia en las condiciones laborales. En un rincón del planeta tienes adolescentes que van de compras como acto de ocio y compran camisas por dos euros y en el otro rincón tienes a adolescentes trabajando por dos euros al día. Esta contradicción nos llamaba mucho la atención porque al final todos tenemos camisetas, calcetines… No es que en el textil sea donde más explotación hay sino que es donde nos toca a todos.

“En un rincón del planeta los adolescentes compran por dos euros y en el otro trabajan por dos al día”

Son interesantes casos como el de Birmania, donde al no haber sindicatos, ni regulación, ni nada, las empresas se trasladan allí cuando hace dos años no existía prácticamente ninguna. Los empresarios buscan países con menor control laboral para poder obtener un mayor beneficio. En Camboya como está habiendo más movimiento sindical muchas empresas se están yendo para lugares menos problemáticos con la ayuda de los gobiernos que les dan muchos beneficios fiscales.

P: ¿Cómo consiguieron acceder a las fábricas?

Casi morimos en el intento. Es imposible grabar en fábricas. Buscamos un empresario español en Camboya pero nos costó meses que nos diera el sí. De hecho viajamos con un no y la idea era entrar en diferentes fábricas con cámara oculta haciéndonos pasar por un equipo creativo; de hecho, hay partes del programa en cámara oculta. Vamos con el guion desde que entramos, lo llevamos todo preparado desde España y fue muy duro y complicado porque llegamos ahí con un no, parte del equipo en Camboya y no podíamos acceder a ningún lado. Fue duro pero al final se consiguió.

La influencia de los medios

P: ¿Tuvo el impacto esperado?

Creemos que sí. María Almazán, a la que entrevistamos al final del reportaje y que antes trabajaba para una gran marca pero que ahora ha creado su propio proyecto sostenible, nos dijo que tras el programa le llegaron al correo cientos de currículos de personas que trabajaban para grandes marcas y que querían trabajar para algo más sostenible. La propia gente del sector es crítica pero creen que no pueden dejarlo porque no hay otra posibilidad.

P: ¿Qué papel tienen los medios para denunciar estas situaciones?

El papel de los medios es muy importante porque los medios de comunicación tienen una responsabilidad social clarísima y ahora la sociedad debería ser mucho más consciente. ¿Hay complicaciones? Sí ¿Cuesta? Sí, pero se puede. Todos debemos intentarlo porque somos nosotros los que ponemos la voz a los que no la tienen. El papel de los medios es muy importante y lo que tenemos que hacer es contar la verdad de lo que está pasando, denunciarlo y sacarlo a la luz.

About Cristina Carrasco

Estudiante de 4º de Periodismo y EBS en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.