¿Hay que fiarse de la homeopatía?

Un grupo de farmacéuticos dice “no” a la homeopatía. Tras la negativa de una de las farmacias de la transitada Gran Vía (Madrid) a vender productos homeopáticos, varios farmacéuticos, a través de la red social Twitter, se han unido bajo el hashtag #STOP_HOMEOPATÍA para denunciar que estos productos no están sujetos a evidencias científicas, y que, por ello, no deben ser reconocidos como terapias alternativas, sino pseudoterapias.

El pasado 29 de septiembre lanzaban la petición a través de Change.org para animar a firmar a todos aquellos simpatizantes de la idea de que la homeopatía no escapa del recurso del placebo. Esta petición va dirigida a las autoridades, desde el Ministerio de Sanidad hasta las universidades, que hoy en día incluyen en su programa asignaturas que respaldan la teoría de que la homeopatía es una ciencia.

Pese a la lucha de las farmacias por retirar estos productos de sus establecimientos hemos salido a la calle para conocer la opinión de quienes sí están de acuerdo con el consumo de productos homeopáticos. Algunos niegan hacer uso de esta medicina alternativa, pero aseguran que consumirían antes productos naturales que productos químicos. “Al final no sabes lo que te estás metiendo en el cuerpo”, asegura una ciudadana. Por el contrario, hay quienes hablan de la medicina natural como un lujo que muchos, no se pueden permitir. ¿Es, por tanto, un negocio la salud?

“Igual me llaman “come hierbas” pero si quitan algo natural, al final nos quitan algo de nosotros”

Como si de un ensayo clínico se tratara, la red está repleta de varios sitios web, como blogs que confirman los beneficios de la homeopatía. Sin necesidad de testarlos por universidades o colegios profesionales de farmacéuticos, los consumidores se dirigen a herbolarios y farmacias para hacer uso de esta terapia alternativa que lleva el ideal de “vida sana”.

Los beneficios en la red

Los ciudadanos discrepan sobre cuál de las dos prácticas resulta ser más efectiva, pero todos comparten una misma opinión, la salud es un negocio. “Para el bolsillo una pérdida”, asegura un ciudadano sobre la homeopatía. Por el contrario, hay quienes creen que el gran negocio se esconde bajo el nombre de farmacias: “Las empresas farmacéuticas son las que están dominando el mundo y también, destruyéndolo”.

Es un sector que crece en verano con las “dietas” y se mantiene con todo tipo de públicos. Desde los más jóvenes, deportistas e incluso niños que consumen este tipo de productos por su carácter natural, hasta las “abuelas”, que creen que las recetas caseras de sus madres tienen cabida en este tipo de medicinas alternativas a los fármacos.

Sin duda, esta práctica es la gran desconocida y su eficacia, sin necesidad de estar sujeta a la ley que aprueba un medicamento, depende de la suposición de los consumidores de esta medicina natural que confirman que los productos homeopáticos sí, son eficaces. ¿Y tú, te fías?

Con información de Claudia Kohlvelter

1 comments

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.