Samsung Ego acerca la moda a la tecnología

Jóvenes diseñadores españoles se han reunido para presentar en esta 64º edición de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid sus propuestas para la próxima temporada Primavera-Verano 2017.

En este pabellón número 14 hemos podido comprobar el talento del futuro de la moda española, con propuestas vanguardistas que evocan a la naturaleza, llenas de colores pasteles y motivos florales que nos acercan a una primavera teñida de inocencia.

Este año, el Premio Samsung Ego Innovation Project ha sido para Abrahamsson con su colección ABRA, presentada por modelos reales y holográficas, en un desfile donde moda y tecnología han estado más en contacto que nunca. La modelo y musa de la marca, Aaliyah Rosales, fue la encargada de abrir la pasarela, luciendo un vestido cuya colocación sobrepasa la hora y media. Al comienzo del desfile, ciertos problemas técnicos sorprendieron a los diseñadores, que tras presentar la complicada prenda, empezaron a desvestir a la modelo para después vestirla al tenerse que repetir el comienzo de la presentación. El resultado fue una mala colocación del mismo, que supuso a la modelo ciertos problemas para desfilar.

Por su parte, Mario Coello llenó la pasarela de flores y transparencias con una propuesta sensual y femenina, donde los azules, los rosas y los blancos se mezclaban con prendas metalizadas. Las prendas estaban acompañadas de voluptuosos pendientes que recreaban hortensias, destacando sobre el sencillo maquillaje y peinado de las modelos.

Ferrandiz rindió tributo a Lorca, su ciudad natal, con la utilización del bordado lorquino junto con el esparto y la lana. El campo y el mar se unían en esta colección presentada bajo el nombre Lines, donde tampoco faltó esa dosis de sensualidad y feminidad.

Futurismo y vanguardia

Decenas de cajas de cartón y plástico se amontonaban en la pasarela cuando las modelos de Euphemio Fernández presentaron una colección teñida de blanco, granate y verde botella, donde no faltaron las cazadoras futuristas de charol negro. Bolsos de mano, escotes pronunciados y prendas oversize, son algunas de las propuestas del diseñador con este MANIFIESTO para la próxima temporada, contrastando con las flores y los matices de delicadeza de los desfiles anteriores.

Siguiendo un poco la línea vanguardista de la pasarela anterior, 44STUDIO introdujo una colección monocromática, contrastada con accesorios en colores fosforitos. Líneas rectas que recordaban a la silueta femenina reinventada por Chanel en los años 20, se combinaban con chaquetas de rejilla, pañuelos estampados y prendas cuyos bolsillos exteriores superan el tamaño estándar.

Elena Rial llenó la sala con una fragancia de flores blancas

Tras el descanso de mediodía, llegó el turno de Nouman y su ejército de modelos vestidos para la playa, que caminaban entre ventanas de colores iluminadas por fluorescentes, con prendas asimétricas y unisex, tejidos fluidos y perforaciones que recuerdan a la edición especial de Rei Kawakubo para Louis Vuitton.

Elena Rial, ganadora del Premio Mercedes-Benz Fashion Talent de esta edición de Samsung EGO, embriagó la sala con una fragancia de flores blancas, rosas rojas y rosas que sirvieron de alfombra para unas modelos que, ataviadas con capotas, recordaban a las mujeres de esa Gran Bretaña en el Nuevo Mundo, allá por el siglo XVII. Los vestidos, reminiscencias de las creaciones de Valentino, se mezclaban con prendas sport, donde el estampado de flores y los tejidos con transparencias tomaban un papel protagonista.

A las seis de la tarde se presentaron los desfiles de Habey y Albec Bunsen. Habey, marca diseñada por David Salvador y Javier Zunzunegui, se inspiró en Holanda, como pudo notarse en la pasarela con su decorado de casas blancas. La gama cromática, compuesta por colores cálidos que contrastaban con chaquetas en tonos metalizados, pigmentaba las prendas asimétricas, con transparencias, plisados y bordados bajo una música de fantasía que transportaba la espectador a los países nórdicos.

Revolución a pie de pasarela

No obstante, el desfile más rompedor de la jornada fue sin duda el de Albec Bunsen, cuya puesta en escena con vive la Révolution recordaba a el desfile feminista de Chanel para la temporada primavera-verano 2015. Albert Gracia presentó una colección teñida de rosa tanto para hombre como para mujer, donde las cadenas, los lazos y los chokers tomaron un papel protagonista.

En cuanto al panorama internacional, la invitada de este año a participar en Mercedes-Benz Madrid Fashion Week fue Anna K, una diseñadora procedente de Kiev con un estilo juvenil y femenino, donde los bordados elaborados destacaban sobre colores pastel.

Por último, llegó el turno de Xavi Fernández, encargado de cerrar esta edición de la semana de la moda de Madrid. Sus creaciones en plástico sorprendieron a los asistentes, así como la gran calidad de las prendas de punto y las chaquetas de neopreno, combinadas con transparencias y plisados, bajo una gama cromática en colores pastel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

About Lucía Martínez Sánchez

Estudiante de 4º de Periodismo y Diploma de Especialización en Gestión y Comunicación de Moda en el Centro Universitario Villanueva.

Deja una respuesta