Larga vida al encaje de bolillos

El Palacio del infante D. Luis de Borbón de la localidad madrileña de Boadilla del Monte ha acogido el II Encuentro Nacional de Encaje de Bolillos con la intención de continuar dando a conocer esta técnica antesanal.

Durante la jornada la Asociación Encajera de Boadilla del Monte ha organizado concursos, exposiciones y demostraciones en directo.

Asociaciones de aficionados

La presidenta de esta asociación, Nuria Nieto, explica que la finalidad de la organización es coordinar a todos los aficionados a esta labor y planificar actividades de manera conjunta con otras asociaciones de España. El objetivo último es que esta afición no se pierda.

La finalidad de este tipo de encuentros es que esta corriente artística no desaparezca.

Durante este segundo encuentro la asistencia de aficionados se ha duplicado respecto del año anterior, alcanzando los 200 participantes. Las provincias de donde han llegado más encajeras, ademas de Madrid son Segovia, Avila y Toledo.

La financiación que obtiene la organización para la ejecución de este tipo de eventos proviene los comercios de la localidad, de los comerciantes de otras localidades que colocan sus stands durante la jornada y del Ayuntamiento de Boadilla del Monte, que cede las instalaciones y los espacios.

Por otro lado Mª Manuela Polaino, miembro de la asociación, indica que ésta ya cuenta con alrededor de 50 miembros y que no sólo pertenecen a ella mujeres, si no que los hombres también participan de forma activa en la creación de labores de encaje.

Un arte para todos los bolsillos

Para poder comenzar con las labores de encaje de bolillos sólo hacen falta cuatro elementos:

  1. Un almohadón que servira de base para la labor.
  2. Alfileres que marcan los puntos de separación que permiten efectuar los diseños.
  3. Hilo natural o artificial. Puede ser seda, rayón, lino, algodón…
  4. Los bolillos: piezas de madera sobre las que se enrolla el hilo y que mantienen el hilo tenso por gravedad, al estar estos colgando. Mediante el cruce de diferente número de bolillos cada vez, se consigue el dibujo deseado.

El precio de estos materiales no es caro. Los bolillos se pueden comprar en packs de diferentes unidades. Por ejemplo, 50 bolillos por entre 12€ y 15€. Los hilos podrían encarecer el trabajo pero se pueden encontrar bobinas de seda natural desde 2€ la bobina de 100 metros o 6,5€ la bobina de 500 metros. Los alfileres y el almohadón no son especiales y sirven cualquiera que se pueda tener en casa. Lo que le da más valor al trabajo final es el tiempo que dedican las encajaras al proyecto.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.