“Si me dieran a elegir 100 veces, 100 veces elegiría ser periodista”

alumni

Alberto Peña, licenciado en periodismo en Villanueva C.U. es uno de los jóvenes que ha vivido en primera persona las tremendas dificultades de ejercer la profesión que él y muchos consideran la mejor del mundo. Su afán y su esfuerzo por conseguir su sueño, ser corresponsal en el extranjero, le han permitido disfrutar de algunas oportunidades, como trabajar para la agencia EFE en India y Paraguay. La autocomplacencia no existe para él que, lejos de conformarse con su óptima situación laboral, siguen pensando en formarse y estar preparado para nuevos retos.

Pregunta: ¿Cómo afronta esta nueva oportunidad de trabajar para la agencia EFE en Paraguay?

Respuesta: La oportunidad ha sido inesperada a la par que gratificante. Por un lado, ya había renunciado a trabajar fuera de España después de volver de realizar las prácticas del máster de la Agencia EFE en la India y estaba enfocado, por una decisión personal, en la búsqueda de trabajo en España. Al mismo tiempo, ejercía ocasionalmente de corresponsal en Madrid para el diario mexicano Reforma. Por otro lado, esta oportunidad ha significado un paso adelante en mi carrera profesional en mi área favorita, que es el reporterismo internacional, y de esta manera he podido ver cumplido mi sueño de trabajar como corresponsal en el extranjero para una agencia de noticias.

P: ¿Ha sido difícil adaptarse?

R: La adaptación a un nuevo país siempre tiene algo de dificultad, pero al mismo tiempo es un proceso de descubrimiento de un nuevo lugar, una nueva cultura y sociedad en la que hay que adaptarse cuanto antes para poder comenzar a desarrollar tu trabajo. A mí esta oportunidad me llegó de forma repentina y apenas tuve 15 días para leer sobre el país, su cultura o su sistema político, de la misma forma que apenas tuve dos días desde que llegué y comencé a trabajar. De cualquier manera, considero que el trabajo como corresponsal en el extranjero tiene un poco de eso, de estar constantemente aprendiendo sobre lugares nuevos, sus gentes y su forma de vida, algo que hace tremendamente apasionante el trabajo diario, ya que nunca dejas de aprender cosas nuevas.

P: ¿Cómo está siendo su experiencia?

R: La verdad es que siendo un país de habla hispana y con una cultura similar a la española, te sientes más familiarizado con el devenir del día a día. Sin embargo, tú llegas a una redacción en la que la actualidad es viva y no ha esperado a que tu llegues, por lo que hay que adaptarse rápido al ritmo y aprender de los compañeros que llevan allí más tiempo para poder involucrarte cuanto antes en el trabajo.

El futuro de la profesión

P: ¿Se imagina en un futuro lejano trabajando en este país? 

R: No sabría decir, justo antes de encontrar este trabajo ya había renunciado a trabajar en el extranjero por motivos externos a la profesión. Sin embargo, cuando vuelves a verte en la calle con el micrófono y vuelves a notar esa sensación de estar haciendo lo que más te gusta te dices a ti mismo “tengo el mejor trabajo del mundo”, ya sea aquí en Paraguay o en cualquier otro lugar del mundo. Mi delegado en la India me dijo una vez que el trabajo de corresponsal en el extranjero es como una “droga dura”, sea donde sea, cuando lo pruebas no quieres dejarlo.

La actualidad no esperas a que tú llegues, tienes que adaptarte rápido al ritmo

P: Con este nuevo trabajo, ¿cree que está cumpliendo sus objetivos profesionales?

R: Sin duda, conseguir este puesto de trabajo ha sido una alegría para mí, era una oportunidad a la que había renunciado y ver que tu trabajo ha sido considerado y reconocido te hace sentir feliz de poder tener la ocasión de demostrar lo que vales. Es importante apuntar alto en tus metas si realmente consideras que vales para ello. Yo lo hice, invertí mucho tiempo y dinero para formarme de cara a conseguir un trabajo como corresponsal en el extranjero. Pero yo no diría que he cumplido mis objetivos profesionales. Esto es solo el comienzo, no está en mi mente acomodarme. Ya estoy buscando dónde poder estudiar portugués y francés mientras esté aquí para poder estar capacitado ante nuevas oportunidades que puedan surgir y que me permitan seguir desarrollándome profesionalmente. No quiero pensar que he tocado techo, ni mucho menos. Acabo de empezar en esto y me queda muchísimo por aprender y por mejorar. Este trabajo consiste en eso, en seguir aprendiendo cada día, en seguir formándote para mejorar en tu profesión y para estar preparado para las oportunidades que puedan venir.

No quiero pensar que he tocado techo, ni mucho menos. Me queda mucho por aprender.

P: ¿Su profesión está siendo como la imaginaba cuando estaba estudiando?

R: Yo cuando estudiaba quería ser Ryszard Kapuscinski, Jon Sistiaga o David Jiménez, supongo que como muchos de los que estudian periodismo.  Ahora me he dado cuenta que la cosa no es tan fácil, pero también me he dado cuenta que si uno tiene un objetivo profesional hay que trabajar mucho para ello. A mí hay una frase de Albert Einstein que me gusta mucho que dice: “Solo aquellos que intentan lo absurdo consiguen lo imposible”. Puede ser que no llegue a nada al final pero no será porque no lo he intentado. Así que aquí sigo, intentándolo. La profesión es difícil, aquí y en cualquier parte del mundo, muchos lo dejan por falta de ganas o de oportunidades y se reciclan en otra cosa, pero si uno trabaja y se prepara, tendrá una oportunidad y ahí es cuando hay que darlo todo.

Yo cuando estudiaba quería ser Ryszard Kapuscinski, Jon Sistiaga o David Jiménez

P: ¿Qué aspectos del periodismo ha descubierto como profesional?

R: Todos. Está muy bien todo lo que se aprende en la universidad, pero hasta que uno no entra a trabajar en una redacción no descubre qué es el periodismo, la rapidez, el ritmo de trabajo, la dedicación… Es el mejor trabajo del mundo. A sabiendas de cómo está la situación y las dificultades que hay para salir adelante, si 100 veces me dieran a elegir lo que quiero ser de mayor, 100 veces sería periodista. Lo que más me gusta de esta profesión es que nunca paras de aprender cosas nuevas, me parece algo maravilloso. Yo he aprendido a tener paciencia, mucha, y más durante mi etapa en la India, a no conformarme con un no por respuesta y al mismo tiempo a no decir que no a nada, a perder la vergüenza (que nunca he tenido mucha la verdad), a escuchar a las personas y ser capaz de ver la vida a través de lo que te cuentan, dándome cuenta que las cosas no son siempre como nosotros las pensamos. También me ha enseñado a no fiarme de nada ni nadie y aprender a contrastar las cosas, a ser perfeccionista con lo que hago, no solo en la profesión sino en la vida en general.

Ser freelance en España

P: Después de trabajar en Nueva Delhi con la agencia EFE, volvió a España y se hizo freelance. ¿Por qué optó por esta opción?

R: Técnica y lamentablemente, que en el currículum de un periodista joven ponga freelance no es sinónimo de que trabaje por cuenta propia, como realmente indica el nombre. En mi ocasión, es cierto que cuando volví de la India a finales de 2015 quería seguir el mismo ritmo que traía de allí, seguir moviéndome cada día en busca de historias aquí. Pero la situación del periodismo en España es aplastante para alguien que lo único que quiere es demostrar su valía en la profesión. Para mí, esta falta de oportunidades me ha llevado a unirme a algunos de los compañeros con los que hice el máster y puesto que todos estábamos sin trabajo, hemos montado una empresa para poder seguir trabajando de periodistas por nuestra cuenta. Aún es un proyecto y está por ver su viabilidad, pero al menos podemos seguir escribiendo, que al fin y al cabo es lo que nos gusta.

P: ¿Hay dificultades trabajando como freelance? 

R: En España muchas. Empezando por el costo de darse de alta como autónomo, desproporcionados a mi entender, hasta la saturación del mercado laboral. La idea de trabajar como periodista freelance en España para un medio español es absurda. Sin embargo, si tienes el valor de irte al extranjero creo que es una oportunidad razonable y con futuro. Trabajar en un lugar con suficiente actualidad informativa como para poder enviar trabajos de forma constante es algo que siempre he tenido en mente y que espero poder hacerlo en algún momento, porque no solo depende del valor, sino también del dinero del que dispongas para mantenerte al principio.

(Visited 464 time, 1 visit today)

About Carmen Umpiérrez

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.