Enric Hernández: “La corrupción hay que denunciarla. Caiga quien caiga”

Corrupción, política y prensa forman una trilogía inigualable. Partiendo de la premisa indispensable de la objetividad, el periodismo por consenso no lo es, estando siempre bajo el cobijo de eso conocido como líneas editoriales.

Sin ataduras, Enric Hernández, director de El Periódico, que define su diario como información de “centro izquierda liberal con claras marcas de apoyo en la redistribución de la riqueza y el combate al fraude fiscal”, considera que el desgaste del bipartidismo,  la elevada cantidad de apaños legislativos llevados a cabo por el Partido Popular y la aparición de nuevos actores fragmenta las posibilidades del equipo de Rajoy de cara a una nueva legislatura, que a su juicio “necesita renovarse radicalmente”.

“La Monarquía no es antidemocrática pero es innecesaria”

Corrupción de siglas

Hernández pone la tilde en la necesidad de una reestructuración urgente del PP, afirmando que “Rajoy ha decidido abstenerse durante cuatro meses en los que no ha concurrido a la investidura ni a negociar nada en concreto. Esto, además del alud de casos de corrupción, ha desgastado la imagen tanto del partido como del candidato”. Los bajos vuelos han castigado a la formación azul “fragmentando el voto”, a juicio del periodista. Respecto a esto y teniendo en cuenta que hasta ahora los míticos partidos se han ido turnando pacíficamente, estima que históricamente la división de la izquierda ha facilitado el gobierno de la derecha ya que el PP era el único partido de centroderecha”.

Los numerosos casos de corrupción de las diferentes formaciones han provocado un conflicto agudo en lo social, lo político y lo mediático. Surge la duda, ¿utilizan los medios de comunicación la misma vara de medir a la hora de informar sobre ilegalidades en los partidos? “En El Periódico hemos sido igual de contundentes en todos los casos. Cuando hay pruebas que lo evidencian, hay que denunciar. Caiga quien caiga” aseguró el entrevistado.

“Todos los partidos políticos hacen populismo”

Podemos, líder de comunicación

El populismo, definido por Enric Hernández como eso “que prometes sabiendo que no lo vas a cumplir”, es una figura ya establecida en la política española por los maestros de la dialéctica de las diversas formaciones. A juicio del periodista, ningún partido niega esa carta: “Donar cheques bebé como en su día hizo Zapatero es populismo porque en vez de reflejar la realidad creas una realidad paralela para ganar las elecciones. Cuando el gobierno del Partido Popular hace una rebaja fiscal y la adelanta de cara a los presupuestos del 2016 en vísperas electorales sabiendo que eran presupuestos ilusorios, también están haciendo populismo y cuando Podemos o Ciudadanos desde sus respectivas posiciones revindican para sí la capacidad de transformar la sociedad como si con 40 diputados se pudiera transformar también están haciendo populismo”.

La nueva política ha marcado una neta distinción entre épocas. La renovación en las técnicas para llegar a la espuma social es ahora un arte, que según Hernández Pablo Iglesias ha sabido explotar multiplicando las expectativas. “Podemos ha conseguido un boca a boca envidiable inspirado en los movimientos de la candidatura de Obama en las primeras elecciones”; respecto a la formación naranja considera que “tienen un dominio de la escena televisivo, siendo Ciudadanos menos capilares en las redes”. Los históricos partidos continúan apegados a la tradición, según el periodista, a pesar de esto, estima que el Partido Socialista se ha reincorporado a la renovación en su forma de comunicar después “de una época en la que ha vivido de espaldas a ese mundo”.

“El Partido Popular está en un alud de corrupción”

La “innecesaria” Monarquía

La Monarquía, instaurada como modelo de gobierno en España, es ahora un pilar vulnerable, según Hernández, por las suntuosas amistades y casos que rodean la imagen de la corona. Juan Carlos I, como uno de los grandes representantes de la Transición tras la época del Caudillo, tiene ese as en la manga que a juicio del periodista no tiene Felipe VI. Fue el Rey Juan Carlos I “el eslabón” para conseguir la democracia en España, acompañado de Adolfo Suárez. El derribo de la Casa Real es por ahora algo poco probable ya que “entre los cuatro grandes hay tres que la consideran necesaria”. A su juicio la Monarquía no es antidemocrática pero él discrepa en su utilidad, considerándola un elemento “más representativo que de gobernanza. Un añadido”.

La grandeza del periodismo se forja en la veracidad, según el entrevistado. Y ahora, en tiempos donde las cumbres políticas se hallan bajo las sombras de sus palabras  viviendo la agonía del momento, la información ocupa un significativo puesto en la sociedad a pesar de ser un activo vulnerable por las “presiones” a las que se ve sometida.

Pero ya lo decía el mexicano Zarco, la prensa es el arma más poderosa contra la tiranía.

(Visited 105 time, 1 visit today)

About Diana Fernández

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.