“El Watergate no habría existido si no fuera por un funcionario cabreado”

Hace unos días, España se despertaba con una noticia exclusiva de ABC: CEPS, germen de Podemos, había recibido dinero desde Venezuela para la creación del partido. Y ¿cómo respaldaba el diario español unas acusaciones de tal calado? Con numerosos documentos, de los cuales la pieza central era uno con la firma de Hugo Chávez.

Todos oímos la noticia, pero no todos se fijaron en quién la había escrito. En este caso, el periodista detrás de esta investigación fue Javier Chicote, que compartió una mesa redonda moderada por Cayetano González con Esteban Urreiztieta, de El Español, en las XII Jornadas de Periodismo del Centro Universitario Villanueva. En esta ocasión, el evento estuvo dedicado al periodismo político actual, desde la corrupción hasta la llegada de los nuevos partidos.

Cómo destapar la financiación de Podemos

Durante su ponencia, Chicote describió brevemente a los asistentes cómo había logrado destapar el escándalo, en el que estuvo trabajando más de un año. La primera información la dio en enero de 2015 y desvelaba que Juan Carlos Monedero había sacado dinero de Venezuela, “ese país donde no hay papel higiénico en los supermercados pero se gastan millones en consultoría política“, matizó Chicote.

Además, la noticia era en aquel momento especialmente significativa: coincidió con la época en la que los alumnos venezolanos que estudiaban en el extranjero no podían recibir dinero de su país. Esto llevó al periodista a seguir investigando: fue consiguiendo cada vez más documentos, incluyendo facturas que Pablo Iglesias había emitido a una productora iraní y la joya de la corona: el papel con la firma de Chávez.

“Si tenemos un documento verificado, la mayor parte del trabajo ya está hecha”

Así, Chicote subrayó a los alumnos la importancia de tener pruebas físicas: “Si tenemos un papel que dice algo y está verificado, la mayor parte del trabajo está hecha. Con una declaración, sin embargo, todo es más complicado porque la gente se puede retractar de lo que ha dicho”.

Desmitificando el Watergate

Esta visión más crítica con lo que consideramos “periodismo de investigación” también fue uno de los puntos centrales de su ponencia. Por ejemplo, Chicote estimó que cuando a un periodista le pasan algo y este lo publica, no es investigación como tal.

Para eso, es necesario mucho más tiempo y recursos, algo complicado de conseguir con la situación mediática actual; como declaró el periodista, “ahora, estoy en ABC y estoy un poco más liberado pero no puedo trabajar todo lo que querría en investigación”.

Otro punto llamativo de la comparecencia de Chicote fue aquel en el que hizo referencia al Watergate y no como el momento de referencia del periodismo al que estamos acostumbrados a relacionarlo, sino como una investigación que no habría tenido lugar “si no hubiera sido por un funcionario cabreado”.

“Aunque en ABC estoy más liberado, no puedo dedicar todo el tiempo que querría a investigar”

De esta manera, después de una dilatada experiencia en medios como El ConfidencialAntena 3InterviúEl Mundo, Chicote, cuando acabó su ponencia, dejó claras dos cosas un tanto contradictorias: la importancia del periodismo de investigación y el hecho de que, al final del día, “los periodistas somos gente que le cuenta a la gente lo que le pasa a la gente, y cuando tenemos un documento es porque alguien nos lo ha dado“.

[Vea todas las crónicas de las Jornadas de Comunicación 2016]

About Javier Pérez Santana

Estudiante de 4º de Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda en C.U. Villanueva

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.