Trastorno bipolar: lo que más duele es la incomprensión

Los seres humanos somos variables por naturaleza. Los altibajos son normales en nuestro diario vivir. Todos somos diferentes en nuestra genética, experiencias, en la química de nuestro cerebro… reaccionando a los ritmos cambiantes de la vida. El trastorno bipolar, del que hoy se celebra el Día Mundial, no es lo mismo que los altibajos que experimentan todas las personas: los síntomas son más potentes, pero eso no impide que no se pueda llevar una vida normal; solamente necesitan ayuda y compresión.

Rafael Narbona (Madrid, 1963) es profesor de filosofía, escritor y crítico literario. En su página web mantiene un blog muy activo donde trata la literatura, temas políticos y sociales siendo políticamente incorrecto. Suele sufrir ataques desde los extremismos. No le sorprenden, pero no logra superar que, agotado el abanico de agravios “políticos”, aparezca el “argumento” de la enfermedad.

Pregunta:¿Cómo se define Rafael Narbona?

Respuesta: Es difícil definirse, sin renunciar al derecho a equivocarse y rectificar. El pensamiento es algo cambiante.  Para definirme, utilizaré unas palabras de Unamuno: “No soy bolchevique, no soy fascista. Soy un solitario”.

P.:Hermoso gesto el que sea precisamente un alumno el autor del prólogo de ‘Miedo a ser dos’, Javier ‘Nix’ Calderón.

R.:Conocí a Javier con dieciséis años. Nos unió la experiencia común de haber perdido un hermano y la pasión por el saber. Hemos caminado juntos los últimos diez años y espero que sigamos haciéndolo.

P.:¿Escribir le ayuda a combatir la enfermedad?

R.:Escribir es algo profundamente terapéutico. A mí me ha salvado de la depresión. Me ha creado una rutina que llena mi vida y mantiene a raya los sentimientos negativos.

P.:En su libro describe la enfermedad del trastorno bipolar de mil maneras distintas.

R.: He vivido tragedias que prefiero no mencionar. El sistema límbico –que regula las emociones- queda gravemente dañado tras estas vivencias. Afortunadamente, yo he evolucionado hacia la eutimia. Estoy estable, optimista y lleno de proyectos. En los tres últimos años he publicado dos libros (Miedo de ser dos y El sueño de Ares). Y ahora estoy embarcado en una ensayo sobre Daesh.

P.:Parece que la proporción de bipolares es mayor entre artistas y escritores. ¿Está relacionado con la creatividad?

R.: La bipolaridad no produce talento artístico, pero si tienes un temperamento creativo, puede acelerar la producción de ideas y ocurrencias. Sylvia Plath escribía a un ritmo vertiginoso durante sus estados de hipomanía. Van Gogh pintó 800 obras en diez años. Se dice que Beethoven era bipolar, al igual que Schubert y Schumann. Es difícil hacer un diagnóstico retrospectivo, pero hay indicios que alientan esas interpretaciones. Eso sí, cuando el cuadro se exacerba, la creatividad se desploma y aparece el riesgo de suicidio. Hemingway, Anne Sexton y Virginia Woolf se quitaron la vida. El 15% de los bipolares acaban de ese modo. Hay que luchar para rebajarla y no será posible sin la comprensión y la solidaridad de la sociedad.

La bipolaridad puede acelerar la producción de ideas si tienes un temperamento creativo

Rompiendo tópicos de la bipolaridad

P.¿Qué miedo paraliza más, la amenaza de una crisis, la respuesta del otro ante la enfermedad, la incomprensión y desafecto social?

R.: Lo que más me afecta es la incomprensión. A veces me he arrepentido de manifestar públicamente que soy bipolar, pues algunos desalmados han utilizado el dato para desacreditarme y ofenderme.  Hay muchas personas bipolares que no han pisado la consulta de un psicólogo o un psiquiatra. Sólo un 3% de los enfermos mentales cometen actos violentos o antisociales, y suele ser porque han abandonado el tratamiento.

P.:Una de las constantes de Miedo de ser dos es la rebeldía. ¿Cuánto de rebeldía, de benevolencia, de severidad se requiere para ser honesto consigo mismo?

R.: La verdadera rebeldía consiste en ser ferozmente crítico con uno mismo, aceptar los errores, rectificar, pedir perdón, si es necesario. Esa actitud no se traduce en menosprecio, sino en autoestima. Es una forma de madurar y crecer como ser humano. La honestidad es evolucionar, no mantenerse en posturas numantinas y dogmáticas.

Si vives atemorizado por miedo al rechazo y ocultas lo que te sucede, el dolor psíquico se vuelve insoportable.

P.:Tengo que concluir… ¿se considera un ‘raro’?

R.: No más que el resto de la sociedad. ¿Alguien tiene una definición definitiva sobre “normalidad” y “rareza”? ¿Qué es la normalidad? ¿Quizás la mediocridad? Yo me considero una persona apasionada. Eso sí, no volveré a escribir sobre la bipolaridad. Es un capítulo de mi vida que ha terminado. Nunca dejaré de leer a Pizarnik o escuchar a Beethoven, pero creo que los dos habrían cambiado su talento por un poco de felicidad. No se debe hacer literatura con el sufrimiento.  Lo verdaderamente revolucionario es escribir con el corazón en la mano, buscando la verdad y la belleza. Gabriel Miró así lo hacía, pero hoy casi nadie lo lee. Una lástima.

About Daniel Fernández Abella

Estudiante de 4º de Periodismo de Villanueva C. U. Me apasiona la historia, la escritura, la poesía y viajar. https://www.facebook.com/escritosyrevolucion/

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.