Videoperiodismo: cuando la historia la cuenta el protagonista

Televisión, radio y prensa cada vez están más fusionados gracias a la versatilidad que ofrecen las plataformas web. Es algo que no solo se refleja en nuevos medios, sino en la aparición de nuevas maneras de contar. Los periodistas están empezando a salir de la escena para ser seleccionadores de la noticia.

Es el videoperiodismo, una tendencia que surgió en el lugar donde surgen todos los cambios de la profesión, The New York Times, allí un equipo de periodistas decidió que hay historias en las que es mejor prescindir de la voz del periodista para escuchar solo la del protagonista. Esta tendencia, que aboga por eliminar las entradillas y la voz en of, se extendió por todos los medios de Estados Unidos, hasta llegar a Miami, a Univisión, y allí se impregna de ella el periodista español Tomás Ocaña.

“El videoeperiodismo es más moderno, más artístico y que tiene un punto menos editorializante”

Ocaña ganó el año pasado el premio Emmy por su reportaje “El Chapo Guzman, el eterno fugitivo”. Licenciado en Periodismo y Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid ha trabajo en medios de comunicación como CNN+, Cuatro e Intereconomía TV antes de llegar al equipo de investigación de Univisión.

El periodista no es protagonista

Ocaña no necesita una definición académica de videoperiodismo para empezar a trabajar de ese modo. “Es cuando la historia la cuentan los personajes y el periodista tiene un papel de observador y seleccionador”, relata Tomás Ocaña. Para él es una tendencia que está creciendo y que está haciendo que las historias sean más personales. “Es algo que han propiciado las nuevas tecnologías, es más moderno, más artístico y que tiene un punto menos editorializante”, comenta el periodista.

No todas las historias pueden estar contadas en este formato, pues en ciertos temas los personajes carecen del contexto necesario para explicar toda la situación, explica Ocaña, “las personas que viven la historia en muchos casos no saben, ni tienen por qué saber los datos de esta situación, es ahí donde se necesita la intervención del periodista.”

Para él este cambio es una evolución natural de la profesión. “Hay periodistas que se han involucrado demasiado y por eso ahora la gente demanda escuchar solo a los protagonistas”, opina el periodista.

Una manera más

“No es un género, sino una forma de contar las historias”, sentencia el periodista. Él lo tiene claro, no es un forma ni mejor, ni peor que las otras, es, simplemente un formato más. Lo que diferencia, para él, este formato de otros géneros del periodismo es el mayor tiempo que se le debe dedicar a la producción.  “Yo siempre digo que hay que escuchar a la historia. Las historias son las que deciden como deben ser contadas”.

(Con información de: Ignacio Alarcón y Cristina Pita da Veiga.)

About María Rodríguez

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja una respuesta