El mundo desde la perspectiva de los sordos

La tecnología ha ido avanzando con el paso del tiempo y ha ayudado mucho a las personas con discapacidad. Actualmente vivimos en la era de Internet. Mires donde mires, encontrarás a una persona utilizando un aparato electrónico. Internet ha transformado la forma de comunicación entre las personas sordas. Ahora pueden acceder a toda la información y son capaces de comunicarse a nivel global.

Además, a través de las redes sociales se crean grupos y eventos que utilizan para defender sus derechos y extender la lengua de signos. También existe un servicio de vídeos en Internet en el  que se encuentra toda la información de las páginas web,  contada a través de signos.

Otro avance tecnológico se aprecia en lo referente a los nuevos implantes auditivos que son de un tamaño reducido y facilitan la recepción del sonido al ser de mayor calidad. Además, el factor de rechazo se ha reducido con la aparición de los nuevos materiales. La utilización de estos aparatos depende del tipo de sordera de cada persona, pero con las nuevas tecnologías la compatibilidad entre individuo e implante ha mejorado.

Audífonos que permiten oír

Angelines tiene 56 años y es una persona sorda. Trabaja de ayudante en la cocina del Colegio Mayor Santa Mónica, por lo que está constantemente rodeada de gente y con mucho ruido a su alrededor. Es sorda desde los 17 años y es la única de su familia. Ella no se comunica a través de la lengua de signos sino que utiliza la lengua oral y audífonos desde los 20 años.

“Cuando me quito los audífonos es como si estuviera en otro mundo, no oigo nada”

“Al principio me sentía un poco mal, pasaba mucha vergüenza, me quitaba los aparatos cuando tenía que salir de casa”, dice. Durante su etapa en el colegio Angelines no tuvo ningún problema, no se sentía discriminada. Sin embargo, cuando empezó a trabajar, al no escuchar bien, se sentía como si fuera de otro país. Nunca aprendió la lengua de signos, ni sabe leer los labios. Con los audífonos escucha bien pero cuando hay mucho ruido no es capaz.  “Cuando me quito los audífonos es como si estuviera en otro mundo, no oigo nada, porque los miro que sino…”, dice con una risa en la boca.

About Ana de Narciso

Estudiante de 4° de Periodismo

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.