El periodismo sin ánimo de lucro, una nueva forma de investigar

El llamado periodismo sin ánimo de lucro, un nuevo periodismo de investigación, se ha convertido en un auténtico ‘boom’ en el mundo de los medios de comunicación, aunque dependiendo del lugar del mundo en el que se practica tiene unas características determinadas. El término ‘sin ánimo de lucro’ suele referirse a que hay un objetivo mucho más importante que el obtener ingresos con ello.

Este tipo de periodismo de investigación se centra en la relación básica del periodismo, la que existe entre la fuente y el periodista. En este caso la fuente no cuenta con unas declaraciones o con una fotografía, sino con datos que quieren ser desvelados a los medios. Esta relación se ha visto revolucionada gracias a internet, algo que ha permitido trabajar con documentos de un gran peso y con una gran cantidad de datos.

Los correos de Blesa

Uno de los primeros casos que se dieron en España fueron los correos de Blesa, en los que el protagonista era el que fuera presidente del consejo de administración de Caja Madrid, actual Bankia. En este caso alguien filtró una serie de emails de Blesa que destaparon los casos de las tarjetas black y toda la corrupción entorno a la caja de ahorros de la capital.

Fue Xnet, un equipo de activistas que trabajan desde 2008 “por la democracia en la red”, quienes recibieron 7.237 correos con 932 documentos adjuntos. Hubo un trabajo de criba y finalmente solo se publicaron 439 correos, de los cuales se omitieron muchas informaciones que se consideraba que no eran relevantes. “Los correos de Blesa nos permiten ver cómo dentro de las cúpulas de PP, PSOE, IU Madrid, CCOO y UGT se esconden organizaciones para delinquir en el sentido estrictamente jurídico del término”, explica la propia Xnet en la web de los correos.

Sergio Salgado, de Xnet, explica a cuv3 que los ciudadanos anónimos son una de las claves para poder hacer este tipo de periodismo de investigación. “Siempre hay un ciudadano que decide hacer una fotocopia de algún documento”, explica Salgado.

Salgado explica que en Xnet se dedican exclusivamente a este tipo de trabajos y que reciben alrededor de 40 denuncias de corrupción al día. “ Se trata de romper la impunidad, publicar datos útiles y cambiar las cosas”, sentencia Salgado. El trabajo de Xnet seguramente no habría alcanzado el nivel de notoriedad que tuvo sin el trabajo de publicación de Infolibre, otro de los medios comprometidos con este tipo de informaciones.

La lista Falciani

Otro de los casos más sonados en España fue ‘La lista Falciani’ que destapó la presencia de muchos grandes empresarios y personalidades españolas e internacionales en cuentas bancarias en Suiza. En este caso fue un trabajador de HSBC el que filtró los datos a un grupo de medios internacionales como The Guardian o, en el caso de España, a El Confidencial.

Al medio español llegó la primera información al respecto en un pen-drive, y desde entonces los periodistas se volcaron en ese trabajo. “Lo sabíamos desde ocho meses antes”, explica Álvaro Rigal, jefe de edición de ElConfidencial.com, uno de los periodistas que dirigieron el caso Falciani. “Es un trabajo mastodóntico, por eso se hace en colaboración de tantísima gente”, apunta.

Otra de las claves es tener un medio que lo permita publicar, señala el propio Rigal: “La veracidad o la calidad del trabajo depende del empeño del periodista que luego se pueda publicar depende de su medio”.

En España este tipo de periodismo se basa en información respecto a corrupción, pero en otros países, como por ejemplo en Estados Unidos, esta clase de filtraciones suelen estar relacionadas con escándalos en asuntos militares o de seguridad. Este es el caso de Edward Snowden, el trabajador de la NSA que destapó el escándalo de las escuchas ilegales.

About Ignacio Alarcón

Estudiante de 4º de Periodismo en CUV. Información política, económica e internacional.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.