Estudiar una carrera entre biberones y pañales

Delia Ávila Palet es madre de diez hijos además de licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Mientras estudiaba la carrera fue capaz de criar a siete de ellos y, además, conciliar su vida como madre y estudiante.

Esta madrileña comenzó a estudiar Farmacia en 1982. Aquel mismo verano conocería al que iba a ser su marido y padre de sus diez hijos. Con tan solo 20 años estudiaba y comenzaba a formar su numerosa familia. Siempre había tenido el deseo de tener estudios como toda la gente de su edad y nunca pensó en dejar de lado su formación universitaria ya que para ella formarse, intelectual y humanamente, es algo indispensable.

“Entre biberones y pañales sacaba tiempo de donde podía”

Cuenta que la ayuda de su marido fue fundamental ya que había ocasiones en las que mientras él se encargaba de los niños Delia se metía en el baño a estudiar. Aprovechaba también la hora de la siesta de sus retoños ya que eran muy pocas las que podía dedicar a estudiar al día.

Lo realmente duro

Lo más complicado para ella fue la vida nocturna. Cada dos horas tenía que despertarse para las tomas de los bebés y al día siguiente estudiar un examen de 50 temas coincidiendo, además, el nacimiento de la mayoría de sus hijos con el período estival que tenía que dedicar a estudiar ya que entonces le llegaban los exámenes más importantes. Dentro de sus muchas anécdotas destaca que en una ocasión, en vísperas del último examen de la carrera, se puso de parto. La profesora de esa asignatura, escéptica ante la situación, no creyó la historia, y Delia tuvo que presentar la partida de nacimiento para poder presentarse posteriormente al examen.

Guarda un especial recuerdo del día que recogió el diploma universitario, no fue sola a recogerlo, le seguían “sus siete enanitos”, y el auditorio entero se puso en pie demostrando un gran respeto hacia la madre universitaria: “Me sentí orgullosa y reconfortada por todo el trabajo que había hecho, no fue fácil llegar hasta ahí, pero valió la pena, ya lo creo”.

La diferencia de edad entre los hijos mayores y el más pequeño es llamativa, el menor de todos ellos sigue aun en primaria, y una de las hermanas mayores será la primera de todos los hermanos en casarse.

Su familia es su gran empresa. Actualmente es prácticamente imposible compaginar la dirección de esta gran familia con lo que conocemos como trabajo, este no es solamente el empleo de oficina, sino que esta madre como muchas otras, desempeña una labor crucial en la sociedad. Con vistas al futuro cuando todos los hijos hayan volado del nido, confiesa que le gustaría centrarse más en su vida profesional, incluso dedicarse a la cosmética, lo que más le atraía dentro del mundo farmacéutico.

About Juan Muñoz Serrano

Estudiante 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.