Llegar a la gente, el reto de la prensa religiosa

Cuando se habla de información religiosa, la Cadena Cope sigue siendo referente. Así lo asegura Faustino Catalina presentador de La linterna de la iglesia en esta cadena. La sección religiosa de Cope, donde lleva trabajando veintinueve años, asegura que es una sección más dentro de la casa que “se ha cuidado siempre y se sigue cuidando”. ¿Cómo acercar la información religiosa a la gente y en especial a los jóvenes? o ¿cómo ha afectado internet a los medios religiosos? son algunas de las preguntas que Faustino Catalina responde para cuv3.

P: ¿Hace falta tener un perfil específico para ser parte del equipo?

R: Aquí a nadie se le pregunta lo que hace o lo que deja de hacer con sus creencias. Lo importante es que seas un buen profesional. Obviamente hay temas que hay que tratar con cierta delicadeza. Esta cadena de emisoras tiene determinada línea, igual que en la Cadena Ser no se puede hablar mal de Cebrián, aquí tampoco se puede hacer con el Papa. En la sección de religión no hay ni más ni menos que profesionalidad.

P: ¿Cuál es el público objetivo de las informaciones religiosas?

R: Nosotros la información religiosa la tratamos como una información más. Somos conscientes de que la noticia la tenemos que presentar de manera que se entienda, sea quién sea el oyente. Yo tengo mi criterio personal que es decir: ¿esta información la entendería mi madre si se la cuento?, es ese “ponte en su lugar” lo que cuenta.  Nuestra audiencia no es un público muy joven, es más bien maduro, pero cuando ocurren cosas importantes y necesitan saber que ha pasado acuden al programa. Nuestro punto fuerte es que tenemos gente muy preparada y damos una calidad que otros no pueden. En Cope la información religiosa siempre se ha cuidado y se sigue cuidando.

“En la sección de religión no hay ni más ni menos que profesionalidad”

P: ¿Cómo se consigue enganchar a la audiencia con temas religiosos?

R: No es fácil, pero ese es nuestro reto. Presentar temas desde la doctrina es muy árido, pero a través de testimonios y buscando protagonistas la información llega a más gente. Hay miles de historias como cuando ocurrió el terremoto en Nepal. Había solo un misionero español pero fue un claro ejemplo de cómo las personas que entregan su vida por el evangelio son las que mejor pueden acercarlo a la gente.

P: ¿Cómo se consigue separar información de opinión?

R: Cada espacio tiene su manera de contarlo. Hay un espacio de noticia que es pura información y luego está La linterna de la iglesia, en donde las opiniones enriquecen  y aportan algo imprescindible a la información pura y dura. Tan bueno es lo uno como lo otro. Son dos facetas complementarias que puedes manejar dependiendo del tipo de programa. Lo importante es que aquí no se pretende adoctrinar. La gente con total libertad viene y opina para facilitar que el oyente se forme su juicio propio.

P: ¿Se ha acercado más la prensa religiosa a los jóvenes?

R: Es algo muy difícil de conseguir y más ahora que hay tanta información en internet. Lo importante es que se están haciendo cosas empezando por lo más cercano al público juvenil. Hay distintas formas de llegar y las actividades solidarias son un buen camino. A los jóvenes les gusta participar y hacer cosas, lo que hay que hacer es proponérselo bien para que vean que merece la pena implicarse más.

P: ¿Cómo ha vivido la prensa religiosa el salto a la era digital?

R: Vivimos en un momento en que hay multitud de posibilidades de intercambio de información. Vivimos en la era de internet y encauzar toda esa información para que llegue a un público masivo es difícil. Hace veinticinco años no tenías tantas fuentes, ahora tenemos una sobreexposición de información y eso supone mirar con criterio  lo que es importante y lo que no lo es del todo. Hace años cortábamos los teletipos en papel y ahora quizá pasas más tiempo abriendo correos y viendo cosas en las páginas web. Ha cambiado todo, pero son los tiempos y hay que ir adaptándose.

About Fátima Gracia

Estudiante de 4º de periodismo

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.