“La corrupción siempre la destaparán los ciudadanos”

Más de cuarenta casos de corrupción son los que recogen, cada día, los ordenadores de la plataforma X-Net. Desde que en 2014 destaparan el caso Blesa, una de las mayores tramas de corrupción de España, no han parado de trabajar y luchar por mejorar la situación del país.

La fuente de información de estos casos siempre es la misma: un ciudadano que, ante lo que presiente como un posible caso de corrupción, decide cubrirse las espaldas. Sergio Salgado, portavoz de X-Net, relata cómo una fotocopia o una foto a un documento destapan los grandes casos. “En todos los despachos y en todas las oficinas siempre habrá una persona con un smartphone dispuesta a contar lo que pasa”, afirma el portavoz.

“X-Net no es la Fiscalía Anticorrupción por lo que no podemos investigar todos los casos”

Salgado explica cómo trabajan y cómo desenredan los nudos que la corrupción hace en la esfera pública. Del casi medio centenar de denuncias que ven cada día solo investigan un 10%. “No somos la Fiscalía Anticorrupción, -declara Sergio Salgado- por lo que no nos podemos encargar de todos. Algunos los sacamos a la luz, porque pensamos que es la mejor manera; pero otros decidimos que lo mejor es que se encargue las autoridades judiciales”.

En X-Net reciben, seleccionan y organizan la información para compartirla con más de 40 periodistas, de 20 medios de comunicación diferentes, como El Diario, Infolibre, La Sexta o El País. Ellos envían la información y es en el medio el que decide si se publica o no. “Nosotros no tenemos presiones porque no tenemos que responder ante ningún consejo editorial, pero sabemos que algunos de los periodistas de los periódicos sí”, comenta Sergio Salgado.

“La mejor manera de proteger a la fuente es que salga a la luz pública”

Viejos y nuevos hábitos

Se trata de una nueva estructura que ha llegado de la mano de las nuevas tecnologías y a la que los grandes medios no se han adaptado fácilmente. “Nosotros trabajamos con grandes periódicos, pero no nos adaptamos a su lógica, si quieren trabajar con nosotros tienen que hacerlo con nuestras normas”, cuenta el portavoz. Unas normas que se basan en la colaboración con los ciudadanos, un hábito moderno y en la protección de la fuente, una norma tan antigua como el propio periodismo.

La protección de la fuente en estos casos no siempre es la primera idea, ocultarla. Se trata de información que sale de círculos muy pequeños, por lo que tarde o temprano se sabrá quién lo ha dicho. “En un ambiente en el que solo tres o cuatro personas conocen a la información, la mejor manera de protegerse es salir a la luz pública”, comenta Salgado. No es lo que ha pasado con el caso de las tarjetas black de las que todavía se desconoce la fuente. “En una trama de malversación de fondos en la que están implicados PP, PSOE y hasta los sindicatos, solo los ciudadanos denuncian“.

Ciudadano sí, pero bien pagado

Ese es el tipo de periodismo que defienden desde X-Net, el ciudadano. Ellos no quieren que se hable de periodismo sin ánimo de lucro. “Somos ciudadanos que recogemos información para dársela a los medios, pero el periodismo tiene que estar pagado y bien pagado para que puedan hacer bien su labor”, concluye Sergio Salgado.

About María Rodríguez

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.