“La información religiosa no es solo que una monja o un cura lleven una web”

La información religiosa se encuentra dentro de la oferta de los medios de comunicación. ¿Es necesaria? ¿Interesa a cualquier lector? Don Jesús Higueras, párroco de Santa María de Caná, asegura que este tipo de información es imprescindible para la sociedad: “Dar una noticia de que a un pícnic de moteros han ido 100 personas cuando a lo mejor a la parroquia de al lado han ido 1.000 personas es ser muy parcial en la información”, asegura.

Don Jesús explica este fenómeno desde dentro de la Iglesia y desde dentro de los medios de comunicación: escribe una columna en ABC cada domingo en la que intenta explicar y hacer asequible el evangelio y, además, colabora en 13 TV con una breve explicación diaria del evangelio que tiene una audiencia de 300.000 personas.

P: ¿Es necesaria la información religiosa en la sociedad española?

R: Es imprescindible. Vivir como si no existiera el fenómeno religioso es como vivir como si no existiera la lluvia o la sequía. Es decir, hay realidades que son hechos innegables. El ser humano es, por definición, religioso. Entonces, ignorar que a Lourdes van cada año más de 14 millones de personas es traicionar a la verdad. Además, la religión tiene una repercusión social grandísima: los hospitales los ha hecho la iglesia católica, las escuelas en su origen las ha hecho la iglesia católica, las universidades las hizo la iglesia católica… Olvidarse de eso es ser absolutamente deshonesto con la verdad.

“Ignorar que a Lourdes van cada año más de 14 millones de personas es traicionar a la verdad”

P: ¿Cree que esas informaciones tienen influencia en los ciudadanos?

R: Yo creo que los ciudadanos tienen que tener una educación para que sepan hacer una lectura de cada información y deduzcan si es objetiva o no es objetiva. El periodismo es un servicio a la verdad y, en cuanto el periodismo deja de servir a la verdad para servir a las ideologías, se está pervirtiendo. Mientras que la ideología es una construcción de la mente humana, la verdad o la realidad es algo que nos viene dado.

P: ¿Cuál es el límite entre información y opinión?

R: Yo creo que está perfectamente diferenciada la información de la opinión. La información es describir unos hechos y la opinión es qué impresión han causado en mí esos hechos, cómo los interpreto. Nosotros sabemos que muchas veces hay intereses políticos detrás de los estados de opinión, porque a los políticos les interesa crear estados de opinión favorables a su ideología para mantenerse o para alcanzar el poder. Incluso muchas veces la información es parcial para crear una opinión que me convenga.

“La fidelidad a la verdad es el mejor medio para poder mejorar un medio de comunicación”

P: ¿Cómo se puede mejorar la información religiosa y conseguir que pueda interesar a cualquier ciudadano, independientemente de sus creencias?

R: Haría falta meter más profesionalidad. No se trata de que una monja o un cura lleven una página. La tiene que llevar un seglar que sea creyente y que incluso cobrara su sueldo, porque es un profesional. Nosotros cuando estudiamos en el seminario, no estudiamos informática, estudiamos la teología. La segunda manera de mejorar es siendo fieles a la verdad: la fidelidad a la verdad es el mejor medio para poder mejorar un medio de comunicación. Y, ¿cómo conseguir interesar a cualquier lector? Cuando yo escribo, me suelo poner en la mente de personas que no son creyentes, para intentar explicarles por qué es atractivo el mensaje de Cristo.

P: ¿Para una mayor calidad, deben ser creyentes los periodistas que redactan las informaciones?

R: Para una página católica oficial, es imprescindible que sea creyente. En cualquier información religiosa católica, yo pediría que el que la escribiese fuera católico. Igual que la mejor información sobre el Budismo la tiene que dar alguien que vive el Budismo, la mejor información sobre el Catolicismo la tiene que dar alguien que viva el Catolicismo. Creo que cada confesión religiosa tiene derecho a tener una expresión en medios de comunicación contando con sus propios miembros.

La Iglesia en internet

P: ¿Cómo ha sido la evolución la información religiosa con la aparición de internet?

R: Una verdadera revolución. ¿Por qué? Porque lo que internet te da es una verdadera agilidad a la que la Iglesia no estaba acostumbrada. Por ejemplo, cuando roban en una iglesia, internet lo sabe. Por tanto, internet siempre se adelantará a las reacciones oficiales que la Iglesia tiene que dar y en eso vamos en desventaja, porque nosotros hasta que no haya una objetividad y unos datos veraces no podemos hablar. Sin embargo, internet si se permite el lujo de lanzar noticias que después no sean reales.

P: ¿Qué le parece la presencia de la Iglesia en las redes sociales?

R: Es imprescindible. Roma debe tener una buena página informando sobre las audiencias, las homilías del Papa, los textos, los actos pontificios… Eso es fundamental. La prensa escrita prácticamente no llega, en cambio internet llega a todos los sitios, más que la radio. Las diócesis también tienen que tener una hoja oficial con horarios de parroquias, con actividades… que todo el mundo lo sepa. E incluso cada parroquia y cada institución eclesial debería tener su web. Todas las realidades católicas deben tener su portal de internet.

About María Royo

Estudiante de cuarto de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva.

Deja una respuesta