Las manos, las palabras y otros detalles que marcaron el debate a cuatro

El 26 de septiembre de 1960 se produjo un hito en la historia de los debates políticos, en aquel caso en Estados Unidos. Este debate del 7 de diciembre ha sido el primero a cuatro de la historia de la democracia española y se ha marcado un nuevo hito en nuestro país.

En 1960 John F. Kennedy y Richard Nixon protagonizaron el primer debate político televisado de la historia. Pero dicho debate también podía seguirse por la radio. Para los radioyentes el ganador fue Nixon, para los televidentes, Kennedy. El candidato republicano llegó al debate cansado, con un traje gris demasiado gordo que le hizo sudar bajo los calurosos focos del plató y, además, se había afeitado por la mañana, así que cuando llegó la hora del debate ya empezaba a tener una incipiente barba. Aquel fue el inicio de la importancia de la comunicación no verbal en el mundo de la política.

Este 7 de diciembre se ha celebrado el primer debate a cuatro de la historia de la democracia española

Este martes se ha vivido un hito particular en España. Pedro Sánchez, por el PSOE, Pablo Iglesias, candidato de Podemos, Albert Rivera por Ciudadanos y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría por el Partido Popular. Durante las más de dos horas de debate en el que los políticos no tuvieron ni papel, ni atril, ni más apoyo que un asesor para los dos descansos que se produjeron, los representantes se disputaron los votos de los indecisos.

Además es el primer debate en el que las normas las establecían los periodistas. Los moderadores del enfrentamiento fueron el presentador de Antena 3, Vicente Vallés, y la presentadora de El Objetivo de La 6, Ana Pastor.

 Es el primer debate en el que las normas las establecían los periodistas

Daniel Aláez y Pablo López Reclusa, fundadores de la empresa ‘Usa la Palabra’, destinada a la formación en el campo de la oratoria, el debate y la negociación, analizan para cuv3 algunas de las claves del debate del 7 de diciembre.

Atresmedia se decidió por un formato en el que los candidatos no contaron con atril, lo que dejó al aire todo su cuerpo, una situación poco común para ellos y a la que no están acostumbrados.

Los otros protagonistas del 7D

Para López el vencedor del debate fue Pablo Iglesias, aunque asegura que no se veía ningún ‘presidenciable’ sobre el plató, aunque Albert Rivera sí que tomó una postura más presidencial durante la segunda parte del debate en la que se ofreció a gobernar junto a miembros de otros partidos o incluso independientes.

Según el experto López Reclusa, el vencedor del debate fue Pablo Iglesias

Ambos expertos de ‘Usa la Palabra’ apuntan a que el gran perdedor del debate fue Pedro Sánchez, el candidato del PSOE, que tomó una postura incorrecta, especialmente en la primera parte, intentando situarse en una posición de superioridad, riéndose demasiado y mostrando su nerviosismo mediante ese tipo de gestos.

Soraya Sáenz de Santamaría, representante del PP, está acostumbrada a la mesa de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y le pasó factura el no contar, ni con dicha mesa, ni con los dos miembros del gobierno que suelen acompañarle en dichas comparecencias.

Rivera fue, junto con Iglesias, el único que mostró las palmas de las manos, una imagen que transmite intención de apertura y colaboración. Además fue mejorando paulatinamente, aunque se le notó muy nervioso. Además, el candidato de Ciudadanos fue el único que usó elementos gráficos, pruebas físicas, algo que es obligatorio en la oratoria universitaria.

Del candidato a la Moncloa de Podemos los expertos apuntan a que el bolígrafo que usó durante todo el debate distrajo y dejó de manifiesto su nerviosismo. Además el candidato repitió hasta el final del debate la expresión “yo no te he interrumpido”.

(Con información de Cristina Pita da Veiga)

About Ignacio Alarcón

Estudiante de 4º de Periodismo en CUV. Información política, económica e internacional.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.