¿Por qué se necesitan avales para las elecciones del 20-D?

Todo sistema político lleva consigo una ley electoral. En nuestro país, estas normas fueron aprobadas y publicadas en el BOE en 1985. Además, la ley emana directamente de la Constitución española y sus principios, por lo que es considerada “ley orgánica”. Sin embargo, al igual que otros códigos, esta normativa se ha ido modificando con el paso de los años. Una de estas medidas reformadas es, precisamente, la relativa a la presentación de candidatos.

“Ningún elector podrá prestar su firma a más de una candidatura”

En el año 2011 se aprobó el tercer apartado del artículo 169 de la ley electoral española. Éste dice: “Para presentar candidaturas, las agrupaciones de electores necesitarán, al menos, la firma del 1 % de los inscritos en el censo electoral de la circunscripción. Los partidos, federaciones o coaliciones que no hubieran obtenido representación en ninguna de las Cámaras en la anterior convocatoria de elecciones necesitarán la firma, al menos, del 0,1 % de los electores inscritos en el censo electoral de la circunscripción por la que pretendan su elección. Ningún elector podrá prestar su firma a más de una candidatura”.

La “precampaña”

Es decir, este apartado de la ley electoral obliga a cualquier agrupación política que no tenga representación ni el Congreso ni en el Senado a tener que presentar avales para poder estar en las urnas. Un aval, básicamente, es el consentimiento de un ciudadano mediante su firma para que dicho partido pueda presentarse. Cada partido necesita un mínimo de avales, que corresponde con el 1% de la población inscrita en el censo de cada una de las provincias a las que quieran presentarse. Este porcentaje solo se aplica a los partidos que acudirían por primera vez a los comicios. Si ya se han participado en unas elecciones anteriores, les basta con conseguir un 0,1% del censo. Por ejemplo, en el caso de PACMA en Madrid, como ya informó cuv3, la ley exigía que, como mínimo,  5.000 ciudadanos firmaran un documento especial en el que proporcionaban sus datos personales y su apoyo a que, en el 20-D, haya papeletas del Partido Animalista en las mesas.

“Esto incluye a todos los partidos que no están en el Congreso, que son más de 80”

Según Laura Duarte, portavoz de PACMA, esta ley afecta a “más de 80 partidos políticos” que, por no tener representación ni en el Congreso ni en el Senado, tienen que lanzarse a las calles para conseguir el respaldo de los españoles para poder estar presentes el 20-D. Además, solo tienen 15 días para conseguir las firmas, por lo que su precampaña se hace más larga y, por lo general, más complicada. ¿Por qué? Porque les obliga a trasladarse a todas las provincias en las que quieren tener representación para conseguir ese porcentaje, algo que se convierte en un problema cuando, en algunos casos, los propios partidos no tienen sedes en dichas provincias. En consecuencia, solo 8 de las 1317 candidaturas existentes para estas elecciones se presentan a nivel nacional, es decir, en las 52 provincias españolas: PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, Izquierda Unida, UPyD, Recortes Cero y PACMA.

(Con información de Sergio Ortiz)

About Jorge Sánchez de Vega

Alumno de 4º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.