La resaca del “Black Friday”

Calles repletas de gente con bolsas y comercios con colas enormes son la tónica habitual en las ciudades estadounidenses cada cuarto viernes de noviembre.  Se trata del Black Friday, que cada día después de Acción de Gracias hace que tanto los pequeños comercios como las grandes superficies rebajen el precio de sus artículos de cara a la campaña de Navidad

El éxito de esta iniciativa ha hecho que no solo sea una tradición estadounidense, sino que se expanda por varios países. Esta es una situación que desde hace un par de años se vive en España, y que parece ganar cada año más y más fuerza. Ejemplo de ello es que el la gran mayoría de los comercios españoles que adoptan el Black Friday suelen extender los descuentos durante el fin de semana para aumentar las ventas.

Doble origen del Black Friday

Cierto es que los españoles saben que esta iniciativa comercial es de origen americano, aunque la ambigüedad en torno a su origen exacto es destacada. La explicación más difundida data de 1952, cuando los policías de la ciudad estadounidense de Filadelfia usaban el término “black friday” para referirse a los monumentales atascos que se formaban el día después de Acción de Gracias debido a que la gente iba en masa a empezar sus compras navideñas.

Los policías de Filadelfia llamaban “black friday” al día después de Acción de Gracias

Por otra parte, también se suele explicar el origen de esta iniciativa en que los comercios americanos tenían la obligación de llegar a números negros, es decir, para el fin de semana debían vender todo el stock. Por ello, bajaban los precios en el último momento, y de esta rebaja ocasional surgió la idea del Black Friday.

Controversia en el Black Friday

Pese a que varios consumidores están satisfechos con sus compras y sus respectivas ofertas, otros se han quejado de que los descuentos no se aplican a varios productos o que los días anteriores se suben tanto los precios que el descuento real es prácticamente inapreciable.

De forma parecida se ha pronunciado la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), que denuncia que varios espacios comerciales han reducido el precio de sus productos mientras en otros tantos los subían, por lo que la media de reducción de precios era prácticamente del 0%.

(Con información de Ignacio Alarcón)

(Visited 97 time, 1 visit today)

About Pablo Gómez Salcedo

Estudiante de 4º de Periodismo en Centro Universitario Villanueva. Me apasiona el cine, las series y la música.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.