Bolsos y zapatos de tu bisabuela

Chaquetas de punto diseñadas por la mismísima Gabrielle Chanel, bolsos de Louis Vuitton de la época en la que Audrey Herpburn paseaba con ellos por París, de la mano de Hubert Givenchy y corbatas de Hermés que se lucían por Wall Street en el Crak del 29. Productos de estas marcas y esa época son los que se podían adquirir en la Feria Vintage 2015 del centro comercial Moda Shopping.

Prendas del pasado, pero que suponen última tendencia para presumir de ellas en pleno siglo XXI. Broches, pulseras y bolsos que fueron foco de atención en las fiestas de los locos años 20 llegan hasta el año 2015 a un precio inferior a los que tienen las marcas en la actualidad. La propietaria de la tienda Chic Madrid, Genoveva Goetsch, cuenta como las compradoras de sus productos vintage también son compradoras de las marcas en la actualidad.

Los complementos son los que más éxito tienen

Se combinan los móviles de última tecnología, con la venta de carteras en las que no había espacio para ellos. Un bolso de Chanel pensado para incluir, únicamente un espejo o una pitillera de Dior que en ningún momento pensó tener que competir en popularidad con una funda para un smartphone. Estos artículos, los complementos, son los que más éxito tienen en este punto de venta puesto que son los más baratos.

Un mercado por explotar

Chic Madrid es una de las dos marcas que en España se dedican a la venta de productos de moda antiguos de alta calidad. Del mismo modo que son pocas las tiendas que los venden son pocos los proveedores de estos productos en el país. “Las joyas se las compro a un hombre muy mayor en Alemania, las prendas de alta costura; por supuesto, vienen de París y dentro de España, tengo a gente, muy buena gente que me venden sus productos que están en buena calidad para que yo pueda tenerlos en mi tienda”, explica la propietaria.

Dos plantas de productos de décadas pasadas que te transportan a la forma de vestir del principios del siglo XX. En Moda Shopping combinan los escaparates más modernos con una estética que, sin duda, no es la actual. La ropa que lleva años en los armarios y los bolsos con sus pieles gastadas son la muestra de que los iconos nunca pasan de moda.

(Con información de: María Rodríguez)

About Verónica Moreno

Estudiante de 4º de Periodismo y CGM en Villanueva C.U

Deja una respuesta