José Apezarena: “Las exclusivas en la Casa Real son escasas”

El editor de “El Confidencial Digital” y biógrafo personal del Rey Juan Carlos I, José Apezarena, analiza en cuv3 el periodismo dedicado a las exclusivas. Además, comparte su larga experiencia como experto en la Casa Real y explica cómo es la labor periodística en esta institución que ha cambiado en los últimos años, especialmente desde la coronación del actual monarca, Felipe VI.

Pregunta: ¿Por qué los periodistas valoran tanto las exclusivas?

Respuesta: Ser periodista implica, dicho rápidamente, contar noticias. La exclusiva es una noticia que un periodista o medio pueden difundir en solitario, ellos solos. La exclusiva, por así decirlo, es la cumbre de la información: contar algo relevante que solamente conozco yo.

“Una fuente exclusiva es aquella que es fuente solo para ese informador y para nadie más. El reto es conseguirla”

P: ¿Qué debe hacer un periodista, a su juicio, para conseguir una exclusiva?

R: Hay exclusivas que se logran por casualidad, por estar en el sitio adecuado en el momento indicado. Por eso, cualquiera podría conseguir una. Pero no estamos hablando de eso. Las exclusivas suelen ser producto de un largo y duro trabajo, en el que se ha invertido mucho esfuerzo. Para lograrlas, hay que esforzarse y tener paciencia.

P: ¿Cómo se debe tratar una fuente exclusiva?

R: Una fuente exclusiva es aquella que es fuente solo para ese informador y para nadie más. El reto es conseguirla, hacerse con esa fuente. Ahí está la dificultad principal. Para ello, hay que actuar con honradez, respetando la palabra dada, protegiendo a la fuente para que nadie la conozca, haciéndose respetar a la vez…

La Casa Real

P: Usted es un experto en Casa Real, ¿cuál cree usted que es el secreto para conseguir información exclusiva sobre este tema?

R: En asuntos de Casa Real, las exclusivas son escasas, porque se trata de un entorno altamente reservado. El secreto es conocer y tratar a personas relacionadas con la Casa Real, conseguir su confianza, dar garantías de que nunca se sabrá su identidad.

P: ¿Cómo se consigue una fuente fiable en Casa Real?

R: Moviéndose en ese entorno, frecuentando los ámbitos relacionados con la Casa. Cuanto más importante sea su papel, su posición, más importante es como fuente. Si tiene conocimiento directo de lo que revela, su fiabilidad resulta máxima; si es indirecto, habrá que confirmar.

“Muchas otras instituciones resultaban igualmente opacas, teniendo además en cuenta que veníamos del franquismo”

P: La Casa Real, históricamente, ha sido una institución cerrada y opaca, que controlaba mucho las informaciones, incluso llego a ser durante un tiempo una institución “tabú”, ¿cómo fue en esas épocas la obtención de información?

R: Ha habido muchos años en los que apenas existía información sobre la Casa Real. Se publicaba solamente lo que emanaba ‘oficialmente’ de La Zarzuela. Aunque no era un asunto solamente de la Casa Real, porque muchas otras instituciones resultaban igualmente opacas, teniendo además en cuenta que veníamos del franquismo.

P: ¿Por qué cree que la Casa Real mantuvo esta postura de opacidad durante tanto tiempo?

R: A veces por un concepto de la monarquía un poco trasnochado, como de una institución más bien lejana. Y también, por supuesto, porque así se corren menos riesgos: es más cómodo vivir sin que informen de uno, se evitan problemas. Lo que pasa es que hoy esa actitud ya no funciona, no es de recibo.

Los medios de comunicación

P: Dejemos la Casa Real a un lado, ¿cuál cree que, a día de hoy, es el mejor medio de comunicación para publicar exclusivas?

R: Todos los medios deberían plantearse, como principio elemental, conseguir y publicar exclusivas. El problema es que muchas veces se limitan a contar lo que ya se conoce entre otras cosas por falta de tiempo o de espacio para más. Las exclusivas proceden de una redacción que trabaja buscando noticias, y eso vale para cualquier medio. Es verdad, sin embargo, que en Internet han surgido algunos que apuestan más por la información propia que por contar lo mismo que todo el mundo, y que han recibido el nombre de “confidenciales”. Por cierto, que los confidenciales no son de ahora.

“Las exclusivas proceden de una redacción que trabaja buscando noticias, y eso vale para cualquier medio”

P: ¿Cree que Internet facilita o dificulta la obtención de exclusivas?

R: La obtención de exclusivas no tiene demasiado que ver con el medio concreto en que vayan a publicarse, y la dinámica para conseguirlas tampoco. Internet, sin embargo, puede tener un riesgo propio: puesto que se trata de medios instantáneos, hay peligro de que la voluntad de correr impida confirmar suficientemente una información. Así como en un periódico en papel existe una hora de cierre, en Internet no la hay.

Imagen de Álvaro García Fuentes

About Jorge Sánchez de Vega

Alumno de 4º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.