La UE apuesta por la herramienta financiera que hundió a EEUU

La Comisión Europea planteó el 30 de septiembre al Parlamento Europeo la aprobación de un nuevo marco para un mercado de titularizaciones, la herramienta financiera que hundió a Estados Unidos en la crisis del año 2008. La Comisión quiere impulsar el mercado de este título a los que ha denominado STS (simple, transparent and standardised) para desbloquear el crédito y dar un empujón al empleo, según explica la propia CE.

¿Qué son las titularizaciones?

Básicamente la titularización consiste en la agrupación de una serie de derechos de crédito (como son hipotecas o créditos al consumo) que se empaquetan y se venden en el mercado como un activo financiero. ¿Esto qué significa? Que cuando el deudor paga a su banco realmente está pagando a el o los individuos que hayan adquirido esa titularización en el mercado de valores.

La UE considera la creación de un mercado de titularizaciones como un paso fundamental en el camino hacia Unión de Mercados de Capitales, y de hecho ha sido el comisario de esta competencia, el británico Jonathan Hill, el que ha presentado este plan legislativo al Parlamento Europeo. En el documento la Comisión explica que esta medida ayudará a “desbloquear el capital” y promoverá “la integración de los mercados financieros de la Unión”. Además la CE asegura que esto facilitará el crédito.

Para la UE el mercado de titularizaciones es fundamental para crear la Unión de Mercados de Capitales

“La UE está intentando resucitar las titularizaciones”, explica John Grahl, profesor de la Middlesex University Business School y miembro de EuroMemo (European Economists for an Alternative Economic Policy in Europe). Y es que la UE ya apostaba por las “titularizaciones seguras” en el Libro Verde dedicado al Mercado Común. Los ‘Libros Verdes’ son documentos publicados por la Comisión con el fin de lograr una reflexión sobre un tema en concreto, y, en ocasiones, estas reflexiones llevan a una legislación, que queda reflejada en los ‘Libros Blancos‘, como podría ocurrir en esta ocasión.

¿Pero por qué son controvertidas las titularizaciones?

Por la experiencia en Estados Unidos, donde el mercado que se creó alrededor de esta herramienta fue uno de los factores que llevó a la nación americana al colapso económico. Hill ha explicado que esta herramienta se ha visto “contaminada y estigmatizada” por la experiencia norteamericana.

Hill asegura que la titularización está “contaminada y estigmatizada” por la experiencia de EEUU

¿Pero qué pasó en Estados Unidos? El mercado de la titularización se convirtió en el negocio perfecto en EEUU, una máquina de hacer dinero sin mirar las consecuencias. En el caso americano estas titularizaciones encontraron su ‘gallina de los huevos de oro’ en las llamadas CDO u ‘obligaciones de deuda colateral‘. Todo consistía en unir bajo un solo título créditos que fueran de alta calidad, que las entidades estaban seguras de que iban a ser pagados, y créditos malos, con alto riesgo de impago. Así conseguían que las empresas de ‘rating’ pusieran buena nota a este producto, porque los créditos buenos cubrían las debilidades de los malos. El riesgo estaba servido. La nota que recibían esos activos era solo la media.

El mercado en Europa

Grahl apunta a que ya existe un modelo que funciona en Europa, el Pfandbrief, un tipo de emisión de deuda segura y que, según él “se aleja del estilo de deudas de riesgo de Estados Unidos”. Los llamados Pfandbrief son el tercer tipo de bonos más usados en Alemania, después de la deuda pública y la deuda bancaria. El miembro de EuroMemo apunta que “los bancos están bajo presión para recaudar más capital”.

Los llamados Pfandbrief son el tercer tipo de bonos más usados en Alemania

La Unión Europea hace hincapié en la seguridad permanente del mercado de titularizaciones. Durante la crisis económica las titularizaciones calificadas con triple A, tanto en su versión ‘prime’ como las ‘sub-prime’, tenían un ratio de impago del 0,1%, mientras que en Estados Unidos las ‘prime’ tenían un ratio de impago del 3% y las ‘sub-prime’ del 16%. Ya si hablamos de las calificadas como triple B, en la UE el ratio de ‘default’ era del 0,2%, y en Estados Unidos era bastante más elevado: del 46% las ‘prime’ y de más del 60% las ‘sub-prime’. Lo extraño hubiera sido que el sistema no cayera.

La Comisión centra la importancia de la reavivación del mercado de titularizaciones en el aumento del flujo de crédito y en la apuesta por el avance del Unión del Mercado de Capitales. Lo cierto es que este mercado está en caída libre, desde 2008 ha caído un 42%.

About Ignacio Alarcón

Estudiante de 4º de Periodismo en CUV. Información política, económica e internacional.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.