“En Alfa y Omega no se pregunta a nadie por sus creencias”

¿Han beneficiado los cambios tecnológicos a los medios religiosos? ¿En necesaria su aparición en internet para sobrevivir? La realidad es que sí. Uno de los medios religiosos más tradicionales de nuestro país es Alfa y Omega, que afronta, como cualquier otro medio de comunicación, la transición del papel a la web. Así lo asegura su director, Ricardo Benjumea en declaraciones a cuv3.

P: ¿Cómo se afronta una transición del papel a la web en un medio religioso?

R: Una revista católica como la nuestra no puede hoy plantearse el salto a internet como una «transición», sino, más bien, como una acción complementaria y necesaria con el objetivo de llegar a nuevos públicos generalmente reacios a la lectura de una publicación católica en papel, pero receptivos, si se les presenta de la manera adecuada, a través de internet o las redes sociales.

“No es habitual que a un no católico le interese trabajar aquí”

P: ¿Es necesario tener unas creencias concretas para trabajar en Alfa y Omega?

R: En las entrevistas de trabajo no preguntamos a nadie por sus creencias, aunque tampoco es habitual que a un no católico le interese trabajar aquí. Habría que distinguir sin embargo, según el tipo de función. Para realizar labores de redacción en un medio como Alfa y Omega, se necesitan ciertos conocimientos específicos y cierta sensibilidad, además de las aptitudes profesionales exigibles al buen periodista.

P: ¿Se da la misma información en web y en papel?


R: Toda los contenidos del papel, por defecto, se vuelcan en internet, pero a la web se añaden también contenidos específicos.

R: ¿En un futuro piensan abandonar el papel y centrarse solo en digital?

R: No. Al menos no en un período previsible de tiempo.

P: ¿A qué público se dirigen?

R: A un público católico y generalista, no especializado, interesado en las principales cuestiones de la vida de la Iglesia, de la sociedad y del mundo. También intentamos llegar a personas de fuera de la Iglesia con inquietudes religiosas y morales.

P: ¿Qué objetivos tienen ahora mismo?

R: Alfa y Omega pertenece al Arzobispado de Madrid. Su primer objetivo es hacer buen periodismo, y desde esa premisa, contribuir a la comunión en la Iglesia (especialmente en la diocesana de Madrid) y a la evangelización.

Deja una respuesta