Si tienes dos millones de dólares, tienes una mansión en Star Island

Dos millones de dólares. Ese es el precio mínimo a pagar si se quiere vivir rodeado de columnas de mármol, palmeras traídas de Sudáfrica, oros y otros fastos que decoran la corte de los famosos en Star Island, en la ciudad de Miami. Tres islas entre la zona del Downtown y Miami Beach forman el archipiélago en el que el metro cuadrado es más caro que en el resto de Florida.

Cantantes, médicos y mafiosos

Casas por encima de los 3 millones de dólares no están al alcance de todas las profesiones. Solo un selecto grupo de privilegiados puede permitirse formar parte de este vecindario. En Fisher Island, frente al skyline de la ciudad, un apartamento cuesta por encima de los dos millones de dólares. Más allá del precio de las casas la única forma de acceder a la isla es a través de helicópteros o en barco. Cada isla cuenta con su supermercado privado, para no tener que viajar hasta la ciudad. Además, por el desembolso millonario los habitantes de la zona disponen de un vehículo eléctrico para ir a pasar la tarde con sus vecinos más populares.

En Fisher Island un apartamento cuesta por encima de los dos millones de dólares

Un poco más cerca de la ciudad en Star Island, conviven protagonistas de portadas de revista con médicos y abogados. Una de las mansiones más fastuosas pertenece al doctor Phillip Frost, quien se hizo famoso por la comercialización de la viagra. Las dos rubias por excelencia de América Latina, Paulina Rubio y Shakira, son algunos de los nombres más mediáticos que comparten zona con otro gran nombre de la historia, pero en este caso de la mafia, Al Capone.

España también tiene su representación en esta exclusiva área con la casa del cantante Julio Iglesias. La vivienda del rompecorazones de la música en castellano cuenta con varias hectáreas de jardín y, por su puesto, su propio atraque para los yates.

Miami ciudad de puentes

Desde el mar  se pueden ver todos los puentes que se han construido para llegar a las diferentes islas que conforman Miami. El más largo de todos es el que conecta la ciudad con el parque natural de Key Biscayne.

Mientras los turistas fotografían sin parar las diferentes mansiones, en la zona de en frente se encuentra el puerto de Miami. Más allá del lujo y de las estrellas, la capital de Florida es una de las ciudades con más tráfico portuario de Estados Unidos. Su situación geográfica supone un puente entre América del Norte y del Sur.

About María Rodríguez

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja una respuesta