Nuevas caras en el PP para una nueva comunicación

Andrea Levy, Pablo Casado y Javier Maroto dejaron la segunda línea de la política española cuando se convirtieron en las nuevas caras en el Partido Popular. El partido cambió su cúpula como respuesta a los resultados de las elecciones locales y autonómicas. Este relevo se produjo especialmente encaminado a la comunicación del PP; de hecho, Pablo Casado se convirtió en vicesecretario general de Comunicación, mientras Levy ocupa la vicesecretaría de Estudios y Programas y Maroto la vicesecretaría general sectorial, un nuevo cargo.

“Es un simple intento de lavado de imagen, sobre todo en un medio determinado, el televisivo, en el que nuevas organizaciones políticas han sabido aprovecharse para exhibirse como personas más cercanas y mejor comunicadoras”, explica sobre las nuevas caras en el Partido Popular Santiago Martínez, consultor político y profesor de oratoria profesional y jurídica, que estudió master en Márketing, Comunicación y Estrategia política del Instituto de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Santiago de Compostela y es profesor en algunos de los másteres más prestigiosos en comunicación política. González apunta sin embargo que “es evidente que para su votante tradicional, las caras no son tan importantes, ya que el voto estructural fiel del PP es alto, su votante suele votar la sigla y no tanto la persona”.

“Por ahora parecen poco más que cambios cosméticos”, explica Luis García Tojar, coordinador del máster de Estudios Avanzados en Comunicación Política de la Universidad Complutense de Madrid. García califica el cambio de caras de “tardío y a la desesperada” y ajustado al nuevo sistema de debates televisivo, algo en lo que también coincide Santiago Martínez.

Cuatro años de Gobierno

El Partido Popular solo ha cambiado la comunicación en este último tramo de su último año de legislatura, donde no solo ha incluido a nuevas caras, sino que también ha cambiado su tipografía o su logotipo. En cualquier caso tanto la comunicación del partido como del gobierno ha estado marcada fundamentalmente por la crisis económica.

“El principal problema del PP es que ha tenido que enfrentarse a una crisis económica durísima, y lo ha hecho gobernando contra sus votantes de clase media, a los que ha decepcionado y a quienes no ha sabido explicar por qué eran necesarios tantos recortes”, explica García Tojar. En esta línea, Martínez ha destacado la tendencia “reactiva” de la comunicación del partido.

“El PP ha gobernado contra sus votantes a quienes no ha sabido explicar por qué era necesario tanto recorte”

Ambos expertos coinciden en que no vale solo con el cambio de cara, ya que consideran necesario que estas nuevas generaciones se “desvinculen” de las anteriores, muy castigadas por la corrupción y por muchos años en activo en la política. Martínez explica que también deben apartarse de “los valores negativos asociados a dicho partido que están profundamente ligados a ciertas caras, nombres y apellidos”. Martínez asegura que el partido tiene jóvenes muy preparados para la comunicación y que las nuevas caras en el Partido Popular deben separarse de las prácticas comunicativas anteriores.

La comunicación de Rajoy

También en el presidente se ha visto un cambio comunicativo. Más dado a las fotografías en la calle y a discursos más relajados, Rajoy ha intentado cambiar la imagen que se percibe de él. “En el sector de la consultoría política es bien sabido que a Rajoy no le agrada la prensa, y mucho menos rodearse de gente en la calle, hay muchas anécdotas al respecto”, asegura Martínez. Por su parte, García Tojar explica que el presidente da la imagen de “esconderse” incluso ante “las crisis de máxima gravedad”.

“A Rajoy no le agrada la prensa, y mucho menos rodearse de gente en la calle”

La crisis del ébola que sufrió España en el año 2014 fue otro de los puntos en los que el Gobierno reveló debilidades en su comunicación. “Fue el primer caso donde ha habido decisiones políticas por hechos relacionados con una mala comunicación, pero no está claro que se aprendiera la lección”, explica Martínez, que asegura que Rajoy “no se deja asesorar por profesionales ni prepara sus intervenciones, sino que se rodea de sus cercanos políticos, que desconocen la realidad de los medios”. “Un ejemplo fue su reciente intervención en Onda Cero donde quedó totalmente en evidencia su falta de preparación en un argumentario claro respecto al conflicto independentista catalán”, sentencia Santiago Martínez.

About Ignacio Alarcón

Estudiante de 4º de Periodismo en CUV. Información política, económica e internacional.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.