Una española en la universidad de Yale

Mamen Regalado Reyes es una estudiante de biotecnologías de la Universidad Francisco de Vitoria, y con tan solo 22 años consiguió una beca de estudios en una de las universidades más prestigiosas del mundo, Yale. Esta beca que le ofrecían comenzaría en febrero y terminaría en julio de 2015.

Los meses más difíciles en la costa este de Estados Unidos son los primeros del año, donde el frío aprieta hasta alcanzar temperaturas de menos 30 bajo cero, y pocos son los valientes que se atreven a salir a la calle. Por ello Mamen tardó 5 horas en llegar desde Nueva York hasta New Haven, que es la ciudad donde se encuentra el campus universitario. Esta pequeña ciudad puede engañar, ya que tiene uno de los índices de criminalidad más altos de Estados Unidos. Según comenta Mamen, la Universidad de Yale es una pequeña burbuja dentro de la zona donde se encuentra, y las familias más ricas del mundo se pelean por entrar allí; fue una de las cosas que más chocaron a esta española.

“La filosofía de vida en Estados Unidos es vivir por y para el trabajo”

Según cuenta puedes encontrar a gente de todas las partes del mundo. Ella se esperaba ser de las pocas extranjeras en la universidad, pero para su sorpresa encontró gente de China, Argentina, países árabes y mucho estudiante europeo.

Siete personas compartían piso con ella, y ahí es donde más aprendió a valerse por sí misma lejos de su casa. Por eso confiesa que “como en España en ningún lado” a la hora de convivir con la gente, la comida y las costumbres.

Proyecto científico

En cuanto a proyecto tenía una gran repercusión ya que iba a ser publicado en un artículo, profesionalmente le ofrecía unas ventajas y unas facilidades que aquí en nuestro país serían difíciles o imposibles de encontrar, no en cuanto a material científico sino en cuanto a material humano. En su opinión encuentras a los profesionales mejor capacitados dentro de su especialidad, por ejemplo buscan al mejor en neurociencia, viajan a China y se traen a los 3 mejores especialistas, y así con cualquier campo y en cualquier parte del mundo.

Durante el primer mes trabajaba una media de 14 horas diarias y aclara que le encanta la ciencia, le encanta lo que hace, y quiere dedicarse a ello, pero cree que no puede ser posible si no se compagina su vida profesional con la felicidad de una familia y unos amigos, esa vida profesional no le haría feliz.

Parece que vivir en Estados Unidos es la aspiración de todo el mundo, parece que la gente buena tiene que acabar allí y es verdad que no se puede negar que allí tienen un gran nivel”. Sin embargo, termina con un sentimiento que la mayoría de la gente que está fuera de España cree, “lo que hay en países como nuestro es algo especial, la cercanía, el calor de la gente, el espíritu positivo y amigable son cosas que allí no se encuentran. Y es por lo que no me costó nada volverme”.

About Juan Muñoz Serrano

Estudiante 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.