Mónica García (Podemos): “La política no es mi terreno, mi casa es el hospital”

Mónica García Gómez, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid y responsable de Sanidad del mismo partido, fue una de las caras reconocidas de las diversas Mareas Blancas en defensa de la sanidad pública como antigua portavoz de la AFEM. Hoy, compagina su trabajo en la política con sus labores de anestesista en el Hospital 12 de Octubre, a la vez que ejerce de madre de tres hijos. Como política y como médico, García Gómez abre las puertas de su casa a cuv3 para hablar sobre la situación de la sanidad pública en España.

Pregunta: La sanidad universal a los inmigrantes irregulares es un tema recurrente entre la política sanitaria, ¿qué opina sobre ello?

Respuesta: La salud es un derecho que tiene que estar cubierto. Además, se ha demostrado que es menos eficiente no dar atención médica a este colectivo. No tiene ningún sentido suprimirla, nos sale más caro y encima estamos actuando en contra de los derechos humanos básicos y elementales.

P: Desde la perspectiva de un médico, ¿se ve que la externalización en la gestión de los hospitales públicos funcione?

R: En absoluto. Hay informes internacionales que dicen que la gestión privada de la sanidad pública no es más barata, y encima repercute en la calidad. Esto hace que las actuaciones médicas estén interferidas por acciones como tener que dar resultados a los accionistas o empresas, ahí se desvirtúa el propio sentido de la medicina. Considerar que la sanidad es equiparable a un modelo económico como el de la fabricación de coches pues es absolutamente erróneo y un contrasentido.

“Equiparar la sanidad a un modelo económico como el de la fabricación de coches es erróneo”

P: Hace unos años era portavoz de la AFEM y también participó en varias acciones de la Marea Blanca, ¿qué es lo que echa de menos de esa época?

R: Echo de menos ese sentimiento de defender lo que es nuestro y defender lo que es nuestra sanidad. Después de esas movilizaciones se ha creado un poso de conciencia de que no solo somos médicos, sino que trabajamos para un sistema sanitario que hay que cuidarlo.

“Protestar en el hospital está muy bien, pero donde verdaderamente se cuece el caldo es en las instituciones”

Política y sanidad

P: Usted es diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid y portavoz del área de Sanidad de este partido. ¿Por qué se unió a esta nueva formación?

R: Me metí en política por la sensación de que las instituciones no nos representan y no están haciendo lo que tienen que hacer. Teníamos que hacer algo proactivo y no solo quedarnos en casa quejándonos. ¿Por qué Podemos? Porque es una herramienta para cambiar las cosas, donde se ha unido mucha gente con mi mismo perfil que antes éramos ajenos a la política, ahora ya no podemos decir que lo somos. Protestar en la calle y en el hospital está muy bien, pero donde verdaderamente se cuece el caldo es en las instituciones. Intentas cambiar las cosas desde ahí o es muy difícil hacerlo.

P: Una de sus propuestas en lo referente a la sanidad es una auditoría sanitaria de los hospitales privatizados. ¿Por qué ven necesario esta auditoría y en que consistiría?

R: Con los procesos externalizadores ha habido una cosa muy curiosa o muy perversa, que es no evaluarlos. Dejas la asistencia sanitaria en manos de una empresa y luego no evalúas qué es lo que hacen y cuáles son sus resultados en salud. No solo pasa con los hospitales privatizados, pasa con todos los hospitales, tenemos muy poca cultura evaluadora. Se hace una auténtica dejación de responsabilidad si no se controla lo que se está haciendo, que incluye saber cómo se está manejando la asistencia sanitaria, cómo se está manejando el dinero, de dónde están ahorrando…

P: Aparte de ser diputada de Podemos también ejerce como anestesista en el Hospital 12 de Octubre. ¿Cómo se compagina el trabajo sanitario con la política?

R: Lo que me parecía fundamental era no dedicarme a la política en exclusividad porque no es mi terreno, mi casa es el hospital. También es importante para tener un marco de realidad, porque cuándo haces política te desconectas un poco. En mi caso, como estoy haciendo sanidad, tener un pie en el hospital y tener un pie en la asamblea me parece fundamental para mantener un equilibrio y para tener una opinión más amplia de cuáles son los problemas.

“No llevaba a mi hija a la Asamblea como una forma de reivindicación”

P: Varios medios de comunicación han publicado que llevaba a su hija recién nacida a la Asamblea, ¿cómo ha sido esa experiencia?

R: Mis compañeros estaban encantados, me han echado una mano y ahora que voy sin la niña ya no me saludan con la misma euforia (risas). No lo hice como una reivindicación, sencillamente José Manuel López me dijo que tenía la libertad para quedarme en casa o para venir. Era un momento en el que yo tenía que aprender una serie de cosas en un trabajo nuevo con compañeros nuevos, y me apetecía vivir esa experiencia. ¿Sirvió para abrir un debate sobre las renuncias que tienes que hacer si te dedicas a la política? Pues sí, ese debate se tiene que abrir porque estamos bastante crudos en este aspecto.

(Con información de Ana de Narciso

(Visited 1.084 time, 1 visit today)

About Pablo Gómez Salcedo

Estudiante de 4º de Periodismo en Centro Universitario Villanueva. Me apasiona el cine, las series y la música.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.