“La vida del estudiante de oposiciones está mitificada”

Miguel Trillo-Figueroa es hijo de opositor y criado en una familia en la que esta vocación es habitual. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y desde hace un año prepara cada día sus temas para, semana tras semana, cantarlos delante de su preparador. Prepara la oposición para jurídico militar en la que la media de tiempo para obtenerla está en torno a los dos años y medio.

Pregunta: ¿Cómo decide alguien empezar a estudiar una oposición, sabiendo el sacrificio y la dedicación que requiere?

R: Vengo de una familia de opositores, por ello siempre me han inculcado que la vida de la oposición es una especie de seguro al desempleo, además de una seguridad y una conciliación familiar, por eso ya desde muy joven me lo planteé. También influyó saber que la posición del opositor es la más alta en cuanto a los juristas, además de poder ampliar lo que aprendí en los años de universitario.

“El deporte es una pieza fundamental para conseguirlo”

P: El deporte es algo clave y básico a la hora de estudiar. ¿Por qué?

R: Sin estudio no hay deporte, y sin deporte no hay estudio. Al día siguiente de haber realizado algún deporte a la hora de empezar a estudiar te ves más liberado, con más ganas. Las cosas se te quedan mejor, es una especie de vitamina que te aporta a la hora de concentrarte.

P: ¿Cree que la oposición cambia, tanto para bien como para mal, la forma de ser de una persona?

R: Está claro que influye en la personalidad, son muchas horas haciendo lo mismo, pero como todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Yo creo que te da más de lo que te quita, te aporta orden, te ayuda a distribuir tu tiempo de una manera más eficaz, dando preferencia a cosas que antes pasabas por alto, y sobre todo aprendes a no perder el tiempo. La forma de afrontar una oposición es lo más importante.

P: ¿Cualquier persona está preparada para opositar, o hay que tener alguna virtud especial?

R: Todo el mundo puede hacerlo, no depende en gran parte de la capacidad intelectual de una persona, sino de la fuerza de voluntad y el tesón. Por tanto, creo que una persona que no tiene capacidad de sacrificio no está preparada para hacerla, no obstante esa fuerza de voluntad se puede adquirir.

Las metas

P: ¿Cómo se enfrenta un opositor a las metas, sabiendo que suelen ser a largo plazo?

R: Hay que ser optimista y saber que la meta es una de las bases, tener claro el objetivo que persigues para poder ir a por él. Desde que te despiertas hay que tener muy claro que tienes que dar pasos cortos pero seguros, es decir, no plantearte que tienes que sacarte la oposición en unos años determinados sino pensar que ese día es el más importante para conseguir tus logros.

P: ¿Cómo es el día a día de un opositor?

R: Es cierto que por lo general tenemos la fama de que la vida del opositor es solo estudiar, hay que estudiar la mayor parte del tiempo, pero es compatible con otras actividades. Estudias una media de ocho o nueve horas diarias, dependiendo de la oposición y del grado de la misma. Pero es importante desconectar, hacer deporte, irte a tomar una cerveza, ver a los amigos, etcétera. La vida del estudiante de oposiciones no es tan dura como se dice, está mitificado.

About Juan Muñoz Serrano

Estudiante 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.