¿Quién decide las tendencias de moda?

¿Se imagina estos zapatos de la nueva colección de Gucci en su fondo de armario? ¿Quién decide las nuevas tendencias? Sin duda estas son las preguntas más frecuentes relacionadas con el mundo de la moda. Clara Ferrero, periodista de S Moda, e Iván Fombella, periodista en YoDona, explican cómo las colecciones más atrevidas pueden traspasar de los desfiles a la calle.

Según Clara Ferrero, las colecciones más llamativas que se presentan durante la semana de la moda, suelen pertenecer al ámbito exclusivo del lujo: “Existen muchos blogueros, influencers o ávidos consumidores de tendencias que se atreven con prendas especiales como esta temporada podrían ser los zapatos con pelo de Gucci. Es complicado que el low cost las versione porque normalmente las grandes cadenas interpretan prendas un poco más funcionales y pensadas para el día a día, no tan minoritarias o especiales porque pocos se atreven con ellas”.

“Los diseñadores son quienes marcan las tendencias y las marcas “low cost” quienes muchas veces las trasladan a la calle”

Tanto Iván Fombella como Clara Ferrero mantienen la teoría de que la repetición es una de las causas por las que las colecciones que se presentan en los desfiles traspasan a las marcas más comerciales.”Los diseñadores son quienes marcan las tendencias y las marcas “low cost” quienes muchas veces las trasladan a la calle”, explica la periodista de S Moda, “solo hay que fijarse en el pañuelo negro atado al cuello o las blusas con lacito que nos bombardean esta temporada. Son tendencias vistas en desfiles como Gucci o Chloé que probablemente no llegarían a verse en la calle si no fuesen interpretadas en versiones más asequibles”.

De la calle a la pasarela

Esta idea preconcebida de adoptar las tendencias desde las pasarelas ha ido cambiando durante los últimos años debido al fenómeno “fast fashion” que provoca, tal y como explica Iván Fombella, que “todo y nada sea tendencia, más bien deberíamos preguntarnos: ¿Qué no se lleva?” Y es que incluso las firmas de moda con más recorrido profesional no han conseguido en ocasiones, el éxito en algunas de sus prendas entre los consumidores finales, debido, tal y como explica Clara Ferrero, a que “la última palabra la tiene la gente que compra, la gente que le gusta la tendencia o no”.

La periodista de S Moda explica además como ejemplo la tendencia de la riñonera que se comenzó a presentar en los desfiles en febrero de 2014 de la mano de firmas como Chanel, y que “no llegó a alcanzar el éxito esperado porque no resultó ser una prenda funcional para todos los días o no todo el mundo se atrevía a llevarla”.

Una moda más comercial

Iván Fombella también comenta los rasgos positivos dentro de esta nueva forma de crear tendencias: “Que el diseñador coja las tendencias e inspiración de la calle hace que la colección se vuelva menos creativa, pero a la vez, que sea más popular y que no sea para cuatro locos del mundo de la moda”. El periodista de YoDona también menciona la nostalgia como elemento fundamental en la repetición de tendencias: “Los años sesenta, setenta u ochenta se repiten todo el rato y parece que no hay nada que se invente en las últimas temporadas, lo que sucede es una reinterpretación de estas épocas y de nuevas ideas que surgen en la calle”.

Por lo tanto y debido al modelo de “fast fashion”, las tendencias ya no son un elemento en el mundo de la moda más prolongado en el tiempo, según Iván Fombella, ya que se han convertido en el fruto de colecciones que nacen en las tiendas 15 días después de haber sido presentadas en los desfiles, por lo que habría que replantearse de nuevo la pregunta: ¿Qué es una tendencia?

About Amparo González Giraldós

Estudiante de 4º de Periodismo y Moda

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.