Juegos de escape: 60 minutos para huir

Tienes 60 minutos para conseguir escapar de una habitación usando tu ingenio. Esta es la opción de ocio que propone The Rombo Code, una empresa de juegos de escape formada por 4 amigos emprendedores que desde hace 4 meses han conseguido despuntar en Madrid.

“Queremos que la gente se quede con la palabra juego, porque se lo van a pasar bien – asegura Diego Velasco, uno de los socios fundadores – independientemente de que el objetivo sea salir de una sala en la que nosotros vamos a encerrarles.”

Nuevo concepto de ocio

La idea de los juegos de escape surgió en Hungría. El primer sitio en España al que llegaron fue Barcelona y actualmente en Madrid ya existen 8 empresas que los ofertan, la primera desde hace solo año y medio. Todas juegan con el mismo concepto de ocio pero cada una tiene sus temáticas y son independientes: “Nosotros no nos consideramos competencia del resto, cada uno tenemos nuestros matices diferenciadores y, de hecho, nos vamos mandando clientes unos a otros. Es un concepto de ocio tan nuevo que la gente viene sin expectativas y no sabe lo que se va a encontrar.”

“Es un concepto de ocio tan nuevo que la gente viene sin expectativas”

A la gente le pica la curiosidad porque es algo distinto, estas pagando por pensar. Sin embargo es pensar de un modo divertido, dentro de una ambientación, hay acción, hay tensión, hay emoción, hay mucha adrenalina. Velasco confiesa que hay momentos en los que piensas “no vamos a salir, no vamos a salir… y luego cuando sales es espectacular, pura adrenalina”.

Trabajo en equipo

Como en todo juego de escape, para conseguir salir es imprescindible trabajar en equipo. Hay que colaborar y comunicarse para poder hallar la única manera posible de salir, resolviendo una serie de acertijos, puzles y enigmas que uno se va encontrando a lo largo del juego y que, una vez resueltos, te van desbloqueando otras partes de la sala a la que no tenías acceso. 60 minutos es el tiempo máximo para conseguirlo.

Hay que colaborar y comunicarse para poder hallar la única manera posible de salir

La habitación está monitorizada, de manera que los GameMaster de The Rombo Code están siguiendo a través de las pantallas el sistema de juego que está llevando cada equipo. Los jugadores, si se bloquean, pueden pedir pistas al monitor desde dentro de la sala.

Un enigma

Desde el primer momento The Rombo Code quiere despertar la curiosidad de sus jugadores: “En el escaparate en ningún sitio pone que hacemos juegos de escape. Todo es un enigma y queremos que el enigma aparezca ya desde la calle”.

A día de hoy tiene tres salas con dos temáticas diferentes. Esto significa que cada jugador solo podrá ir a jugar dos veces, ya que una vez pruebas una sala ya sabes cómo salir de ella.

Para que no se desvelen los secretos de cada habitación, no está permitido hacer fotografías ni filmar dentro de las salas. “No podemos tener la posibilidad de que las imágenes salgan de estas cuatro paredes. Tendríamos que cambiar las salas, lo que genera muchísimo trabajo y mucho dinero”.

Trato personalizado

The Rombo Code se diferencia del resto de propuestas de juegos de escape por su trato especializado con el cliente: “Yo cuando me presento a un grupo ya me estoy involucrando con ellos, y cuando la gente sale o está a cuatro segundos nosotros tenemos el corazón a mil. Eso luego ellos lo valoran.”

“Cuando la gente sale o está a cuatro segundos nosotros tenemos el corazón a mil”

Por este motivo, un requisito indispensable para los nuevos GameMaster que van pasando por el local es que vean el perfil de TripAdvisor. “El 90% hablan del trato que tenemos y para mí eso es mucho mejor que tener el mejor juego del mundo”, confiesa Diego Velasco, uno de sus socios fundadores. Que se hagan una idea de lo que la gente piensa de ellos es algo que consideran esencial.

El equipo

De los cuatro socios, Diego Velasco es el único que trabaja in situ en el local, mientras que los otros tres tienen su trabajo por cuenta ajena. “Nos hemos parcelado todos los trabajos administrativos que hay que hacer. Yo hago de director, gestiono el día a día del local y de los recursos humanos y hago de GameMaster (monitor del juego).”

Pese a que la apuesta de estos socios es no quedarse en Madrid, temen que este negocio sea algo estacional. “A lo mejor a los cinco años cierran todos los juegos de escape en la capital o en España porque el boom ya ha pasado, pero hay que luchar porque si hay que cerrar no nos toque a nosotros y que el producto siga gustando, que haya gente nueva y que vayamos cambiando las salas”.

(Visited 817 time, 1 visit today)

About Alicia Pareja

Estudiante de 4º de Periodismo y EBS en Villanueva CU

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.