“La ludopatía deriva en la muerte en vida”

La mayoría de la sociedad cree que los juegos de azar y la ludopatía no son un problema, están muy extendidos socialmente y mucha gente piensa que es una forma de entretenerse o de invertir su dinero. Sin embargo, esto no es así, la ludopatía es una enfermedad que afecta a muchas personas y que arruina sus vidas, les hace personas solitarias, engañan a sus familias, pierden sus ahorros y malgastan su tiempo.

La ludopatía cada vez afecta a más gente, cada vez son más los jóvenes que pierden su dinero o el de sus familias y mientras tanto los anuncios de las casas de apuestas y los casinos inundan las radios y las televisiones, cada vez tienen más locales y engatusan a los jóvenes haciéndoles creer que van a conseguir dinero fácil en muy poco tiempo.

Esta enfermedad se extiende peligrosamente en nuestra sociedad y el gobierno, que recibe cuantiosas cantidades de dinero sin ningún tipo de impuesto, sigue sin regular el juego ni la publicidad de sus empresas.

Para conocer de primera mano los problemas de la ludopatía y las secuelas que esta conlleva, contactamos en primer lugar con Eduardo Torres, terapeuta especializado de la Clínica Centta, que lleva dos años combatiendo esta enfermedad y que afirma que la ludopatía es una adicción como tal y funciona igual a nivel orgánico, genera impulsividad, síndrome de abstinencia y tolerancia.

Además, cuenta que cada vez son más los pacientes y los casos son más distintos. “Antes venía gente enganchada a las máquinas tragaperras y ahora son gente enganchada a las apuestas deportivas y al póker”, asegura. El porcentaje de personas que se rehabilita en esta clínica es de un 50%, ya que es una enfermedad que si la abordas de manera integral, es recuperable, los tratamientos suelen durar un año y medio o dos.

“Lo más preocupante es que a nivel social la permisividad del juego está muy extendida”, asegura Eduardo Torres. Esto genera que las personas vulnerables a la ludopatía tengan fácil acceso, todos los anuncios y la publicidad que se hace en los equipos de fútbol, las películas… generan una serie de estímulos relacionados con la impulsividad, está todo diseñado para que el ludópata vuelva a jugar y arruine su vida.

“Cada vez hay mayor facilidad para que juegue la gente”

Además, asegura que las leyes del gobierno no ayudan para nada, cada vez hay mayor facilidad para que juegue la gente, la posibilidad de que la gente no pueda entrar a los casinos reduce una parte muy pequeña de jugadores.

Por otra parte, este experto considera que el juego online tiene una parte más perversa, que es la inmediatez de acceder a todo sin moverte de casa, lo que fomenta la impulsividad. Todo el diseño del juego online está hecho para aumentar la impulsividad y los bancos se aprovechan.

“La ludopatía deriva en la muerte en vida”, afirma. El terapeuta cree que la ludopatía genera tanto problemas psicólogos como sociales, la exclusión social es muy común.

 “Sólo el 8 % de los pacientes se rehabilita”

La unidad de Ludopatía del Hospital Ramón y Cajal lleva funcionando desde 1981 y el Doctor Ramos lleva dedicándose a ello desde 1995. Jesús Ramos asegura que la ludopatía es una adicción sin sustancia, que puede traer los mismos problemas que cualquier adicción. “El jugador patológico lo es para toda la vida, en cuanto juegue la primera moneda volverá a caer”, afirma Jesús Ramos.

El tratamiento que realizan consiste en modificar cognitivamente las ideas que tienen con respecto a los juegos de azar, les hacen ver que que las reglas del azar están en su contra. También se les cambian las rutinas, se llena el juego con actividades de ocio y se hace un control externo del dinero, el jugador patológico debe justificar los gastos y salir con el dinero justo.

El juego online tiene atemorizados a los hospitales públicos

Sin embargo, a pesar de todo esto, el Doctor Ramos asegura que se rehabilitan menos personas de las que les gustaría, ya que sólo consiguen que el 8% de las personas que acuden buscando ayuda, puedan rehabilitarse.

Además, el Doctor Ramos asegura que la edad media de los pacientes es de 20 a 30 años, cada vez son más jóvenes. “Estamos temblando con el juego online, te pone el juego en casa y tarde o temprano habrá una eclosión de personas enganchadas al juego online”, asegura el doctor. Por otra parte, Jesús Ramos considera que los juegos más adictivos son los que dan premios, lo que engancha a la gente es la excitación que hay entre el momento de la apuesta y la percepción del premio.

“El problema es que los ludópatas no se asocian”

El doctor asegura que si los ludópatas se asociasen podrían mover votos y podrían conseguir lo que quisiesen. Además, afirma que los ingresos por los juegos de azar son una manera de generar ingresos sin elevar los impuestos.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.