Salvas, pétalos y devoción ante la Virgen del Carmen en Santander

Las celebraciones de la Virgen del Carmen se celebran en numerosos pueblos y ciudades de España, especialmente en las zonas de costa. La Virgen del Carmen es la patrona de los marineros y pescadores, la llaman la “Estrella de los mares” porque guía a los que están allí, pero una vez al año son sus fieles los que la guían a ella, como ocurre en la ciudad costera de Santander.

Las celebraciones de la Virgen del Carmen en Santander están cargadas de emoción, devoción, pasión y fiesta por todo lo alto, especialmente en su barrio pesquero, que vive cada año en esta fecha su fiesta más tradicional.

Como marca la tradición, a las cinco de la mañana se celebra la primera de las misas. Cada madrugada del día 16 de julio son cientos las personas que peregrinan desde Santander u otros puntos de toda Cantabria hasta la capilla del Carmen que se encuentra en Revilla de Camargo -a pocos kilómetros de Santander- para honrar a la Virgen. “Desde hace cuatro años hago la peregrinación desde Santander. Tuve una enfermedad y tengo mucho que agradecer a la Virgen, hice una promesa y desde entonces siempre que pueda y la salud me lo permita peregrinaré hasta la ermita”, comenta una vecina de Santander.

Por otro lado, en el Barrio Pesquero de Santander, epicentro de la festividad, la jornada comenzó con una misa celebrada a las 11:00 horas en su parroquia presidida por el obispo de la ciudad, Mons. Manuel Sánchez Monge, jornada en la que se celebró el “Día de las Gentes del Mar”. A continuación, se produjo la tradicional procesión marítima en la que una embarcación engalanada portó a la Virgen del Carmen por toda la bahía seguida de numerosos barcos en un ambiente de devoción.

Es una emoción enorme llevar a la Virgen en nuestro barco. No hay palabras para describir este sentimiento

Broche final

En el centro de Santander, a las 19:00 horas tuvo lugar una misa oficiada por el obispo en la parroquia del Carmen y Santa Teresa de Jesús. Al terminar, la talla de la Virgen fue sacada en procesión por varias calles de las inmediaciones. Esta procesión data del año 1904 y son muchos los devotos y no devotos que no se pierden esta cita con la Virgen por las calles de la ciudad. Como es costumbre, fueron un grupo de pescadores quienes portaron a la Virgen del Carmen sobre sus hombros, y estuvieron acompañados por hermandades, congregaciones y cofradías de pescadores, además de las tallas de Santa Teresa de Jesús y del Niño Jesús de Praga.

Los momentos más emotivos de la tarde se vivieron en la parada que hizo ante el Real Club Marítimo, donde se lanzaron 21 salvas, y unos metros después como marca la tradición se bailó delante de la talla de la Virgen y un grupo de pescaderas lanzaron pétalos de flores en señal de veneración hacia su patrona, como broche final. No obstante, en el Barrio Pesquero continuaron con la celebración durante la noche.

(Visited 927 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.