Periodismo de investigación y de datos, la unión perfecta con Fernando Rueda

El objetivo es sólo uno: llegar a donde nadie ha llegado antes. Y no es un camino fácil. Desvelar información comprometida puede no interesarle a más de uno, y sobre todo si hay intereses económicos o proyectos multimillonarios que se pueden ir al traste. Este objetivo es la meta que se pone por delante la “élite del periodismo”. Ellos son los periodistas de investigación y de datos.

Investigar para triunfar

“Los ciudadanos tienen derecho a conocer una información que sin estos profesionales no conocerían”, asegura Fernando Rueda, escritor y periodista de investigación especializado en espionaje.

“Enseñar a los alumnos todo el proceso necesario para sacar a la luz una información que alguien ha tratado de ocultar” será el propósito de Rueda en la asignatura ‘Periodismo de Investigación’ que impartirá en el Máster en Periodismo de Datos que Villanueva C.U. ha puesto en marcha para el próximo año académico, y en el que, según Rueda, los alumnos “aprenderán a moverse en las alcantarillas del poder”.

El máster contará con profesores y empresas colaboradoras de todos los medios pioneros en el periodismo de datos, como Prisa, elconfidencial.com, El Objetivo de La Sexta, El Mundo o El Español, y garantizará prácticas profesionales a los alumnos que lo cursen.

[Más noticias sobre el Máster en Periodismo de Datos de Villanueva]

Los periodistas de datos son rastreadores, tienen la capacidad de buscar una aguja en un pajar e interpretar una información basada en datos y estadísticas que, por el momento, sólo unos pocos pueden descifrar. Es por ello que, ahora más que nunca, la sociedad demanda un periodismo de investigación, y no sólo el público, los medios de comunicación también buscan periodistas de datos que vayan “más allá del periodismo normal”, afirma Rueda.

Los alumnos “aprenderán a moverse en las alcantarillas del poder” en el Máster de Periodismo de Datos

Donde se oculta la información

La tecnología, sin darnos cuenta, es una herramienta cada vez más imprescindible en nuestras vidas. Dispositivos tan cotidianos como el móvil o el ordenador hacen el mundo de hoy algo más sencillo o, ¿tal vez no? La mayoría de las profesiones desarrolla su actividad con la ayuda de algún programa informático que en determinadas ocasiones ofrece ciertas facilidades, pero también puede ser utilizado con el fin de ocultar información de alto voltaje.

El periodista del mañana debe tener el perfil del comunicador convencional de toda la vida y del experto en nuevas tecnologías y visualización de datos. Una cualidad que será la clave del éxito.

Como destaca Fernando Rueda, “los periodistas de investigación y de datos son las unidades especiales que salen a la calle a buscar información de difícil acceso. Son la élite dentro del periodismo”. Una nueva generación de periodistas que está por llegar, una generación que marcará la diferencia.

El periodista del mañana debe tener el perfil del comunicador de toda la vida y del experto en nuevas tecnologías

Periodismo más que nunca

Si hay algo que es evidente es que el periodismo es necesario. Lo fue en un pasado, y gracias a valientes reporteros y fotoperiodistas de guerra el mundo pudo ver la tragedia de los Balcanes o de Vietnam, por ejemplo.

El periodismo de hoy ha tomado un rumbo distinto. Los medios de comunicación no cuentan con el suficiente presupuesto para destinar enviados especiales a zonas en guerra, ya que supondría un gran riesgo no sólo económico. Cubrir conflictos bélicos en países como Siria se ha convertido en una misión imposible. El campo de batalla es una caza al periodista.

La sociedad está en un continuo cambio, la tecnología ha logrado avances inimaginables hace años y el periodismo ha evolucionado hasta tal punto que es la gente la que demanda información de calidad y con los datos encima de la mesa. Por un mundo más libre sólo hay una respuesta: periodismo más que nunca.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.