Kiss deleita a sus incondicionales

La legendaria banda de rock Kiss conmemoró este lunes su 40º aniversario de existencia musical con un concierto multitudinario en el Barklaycard Center de Madrid, que también tuvo parada el domingo en Barcelona. La banda estadounidense cerró su gira europea en la capital, rodeada de sus fans más incondicionales y con un unos teloneros de lujo, The dead Daisies.

Al frente de la banda estuvieron como siempre Paul Stanley y Gene Simmons, los únicos miembros fundadores que se mantienen al frente de la formación del emblemático cuarteto de las caras pintadas. Que sus otros dos componentes, el guitarrista Tommy Thayer y el batería Eric Singer, hayan suplantado a Ace Frehley y Peter Criss, adoptando sus disfraces y maquillajes, poco parece importarle sus seguidores. Al fin y al cabo, el show debe continuar.

Es la banda con más discos de oro en Estados Unidos, 28 en total. Más de 100 millones de álbumes vendidos en todo el mundo en sus cuatro décadas de actividad, de acuerdo con las cifras de sus representantes. Con la formación actual han publicado dos álbumes, Sonic boom (2009) y Monster (2012).

Un recinto lleno hasta la bandera

Fueron capaces de convocar a cerca de 15.000 personas un lunes como si nada. Acudieron personas de todas las edades pero predominaron los de mediana edad como José Antonio Rodríguez, un artista plástico de Madrid, seguidor de la banda desde que tenia 15 años. “Soy fan de Kiss, haría cualquier cosa, de joven tenía mi habitación y armario forrado de fotos de ellos, incluso con 17 años me dibujé una camiseta”, revela Jose Antonio.

Es el tercer concierto al que asiste. Su primer concierto fue en 1997 cuando asistió a la gira mundial en Madrid en la que se reunieron los cuatro miembros originales. “Me sentí atraído por Kiss al ver sus trajes y su maquillaje. Ya en los años 80 supe que eran distintos, que eran especiales. Y no me equivoqué, 40 años después en Madrid lo dieron todo como el primer día”, comenta el seguidor.

Tampoco faltaron los jóvenes. Para Exe Lombardo fue su primer concierto; en 2010 no pudo asistir porque se quedó sin entradas. Sin embargo, este año las compró el mismo día que salieron a la venta. Sus padres fueron los que le metieron en este mundo desde pequeño. Ahora intenta dedicarse a la música y una de sus grandes influencias, en cuanto a show y puesta en escena, es la emblemática banda. En otras ocasiones se ha disfrazado de los distintos miembros de la banda pero esta vez decidió solo pintarse la cara. Hizo cola durante aproximadamente 8 horas hasta la apertura de puertas y de haber sido necesario hubiese pasado la noche antes del concierto.

“La cola es una de las mejores cosas del concierto, se hacen grandes amigos”

“Conozco la música de Kiss desde antes de nacer”, comenta un joven murciano llamado César Granja, con humor. Hijo de rockeros, su madre acudió al concierto de 1997 embarazada de él. Ésta ha sido su 5ª cita con la banda; presenció los tres conciertos que Kiss ofreció en España en 2010 y no se ha querido perder los dos encuentros de este año. “Soy de Murcia, el domingo viajé a Barcelona con mi familia. Salimos al amanecer y llegamos por la tarde a Barcelona, descansamos algo en el hotel, y después corrimos hacia el Palau Sant Jordi. Al día siguiente viajamos a Madrid y fue llegar, maquillarnos y entrar al concierto”, explicó César.

El show

Fieles a su estilo, se enfundaron las mallas y las plataformas, se pintaron la cara y demostraron que a puesta de escena y actitud no hay quien les gane. Conocidos por sus elaborados y espectaculares ‘shows’, los fans pudieron vivir el último concierto con la más impresionante iluminación y sonido unida a la pirotecnia más grande de su historia. Disfrutaron de una carga desorbitada de rock con un repertorio de clásicos con el que la banda quiso obsequiarles. “Las dos primeras canciones me las pasé llorando de la emoción, Kiss es una banda que no se olvida de sus seguidores y cuando salen al escenario lo dan todo. Era lo que yo esperaba”, comenta José Antonio. 

Lombardo aseguró que ha sido el mejor concierto de su vida, “muchísima energía desde el comienzo hasta el final, no te das ni cuenta de la edad que tienen, lo daban todo y siempre tenían más”.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.