El arte de volar se llama gimnasia rítmica

 

El pasado fin de semana se ha celebrado el Campeonato Nacional de Gimnasia Rítmica, en Guadalajara, donde se ha disputado el Campeonato Base Individual y la Copa de la Reina.

Los fieles seguidores de este deporte no quisieron perderse tal increíble festival de lentejuelas, colorines y aparatos volando por los aires, en el que imperaron las lágrimas de las participantes tras salir del tapiz. Unas, emocionadas por haber visto su esfuerzo reconocido, otras, decepcionadas con su escasa nota, o, simplemente, consigo mismas por no haber ofrecido todo lo que sabían.

Sin duda alguna, ha sido un espectáculo que no ha dejado indiferente a nadie, cargado de conmoción, inquietud, y piel de gallina, donde las gimnastas contaron con el apoyo incondicional de sus familias y de sus correspondientes equipos (entrenadoras y compañeras). Además, los clubes de la misma comunidad, sólo por esta ocasión, se unieron en una piña para animarse los unos a los otros.

El acto contó con la exhibición de la Selección Española (junior), que consiguió levantar a todo el público con una demostración de lo que presentará en el Campeonato Europeo de Gimnasia Rítmica, en Minsk (Bielorrusia).

Increíble festival de lentejuelas, colorines y aparatos volando por los aires

El apoyo de una gran gimnasta

Quiso asistir a este evento la reconocida gimnasta Almudena Cid, que dedicó su tiempo a firmar el libro que acaba de publicar, y a posar, encantadísima, con las pequeñas, y no tan pequeñas, que le pedían fotografías e, incluso, vídeos. La que ha sido una gran deportista se mostró muy cercana y ofreció algunos consejos a las contendientes.

Calificación

Aunque todas las participantes fueron las protagonistas de este certamen, destacaron, siendo las ganadoras, en Copa de la Reina: Carolina Rodríguez (mazas, cinta), Andrea Pozo (cuerda, aro) y Sara Llana (pelota); en categoría juvenil, María Adán; en categoría cadete, Sarai Eskisabel; en categoría infantil, Ana Canto; en categoría alevín, Salma Solaun; en categoría benjamín, Lidia Chaves;  y en categoría pre-benjamín, Carla Rojo.

Todas y cada una de las deportistas que llevaron su enorme trabajo y dedicación al frente de tan prestigioso magistrado, fueron, por unos instantes, las ganadoras. Ellas han convertido este torneo en una experiencia mágica de esas que dejan un buen sabor de boca, y que hay que volver a repetir.

About Laura Fernández

Estudiante de 4º Periodismo en Villanueva C.U.

Deja una respuesta