La ilustración también es publicidad… y muy eficaz

Young & Rubicam, Sra. Rushmore, Coca Cola, Mercedes, Lacoste,… Todas ellas son agencias y clientes que han contratado a Óscar Llorens para realizar ilustraciones en sus campañas publicitarias. Llorens ha contado su experiencia laboral y profesional a los alumnos de 1º de Publicidad y RR.PP. en la Universidad Villanueva.

Llorens impartió a los estudiantes una lección magistral sobre la ilustración publicitaria, acompañada de numerosos ejemplos prácticos para que los universitarios comprendieran mejor la labor de un ilustrador en el mundo de la publicidad.

Sueños y pasiones

Nada más empezar, Llorens relató que su pasión fue, y ha sido siempre, dibujar. Y es por ello que hoy en día es ilustrador publicitario, debido a que siempre se ha esforzado para perseguir sus sueños. Sin embargo, tuvo errores en el camino.

Para él, el que tuvo más relevancia fue el escoger una carrera equivocada. Debido a que su pasión era el dibujo, su deseo era cursar una carrera relacionada con el arte, pero su círculo social estaba en desacuerdo. Todos sus amigos iban a estudiar empresariales, y es por ello que él también cursó Administración y Dirección de Empresas, en la Universidad Complutense de Madrid. A pesar de que no disfrutó su etapa universitaria tanto como esperaba, el estar un año estudiando fuera de España le encantó, y es más, nos aconsejó hacerlo también, no sólo para adquirir experiencia, sino para conocer más el mundo que nos rodea.

“Irse de Erasmus es increíble. Si tenéis esa oportunidad no la desaprovechéis”

Tras terminar la carrera, empezó a trabajar en agencias de publicidad como “La Despensa”, una de las más potentes hoy en día en Madrid. “Cuando empezamos éramos tres personas, ahora es mucho más grande”, afirmó. En estas agencias donde trabajó, su función consistía en realizar diseño web,  pero esta labor no le convencía del todo, por lo que empezó como freelance, por cuenta propia.

 “En la publicidad hay mucha competencia, pero la ilustración tiene camino por delante”

“Cada vez que hacía menos web, hacía más  ilustración”, comentó Llorens. Debido a su trabajo y la repercusión que tuvo, muchas agencias se pusieron en contacto con él, y es desde ahí cuando comenzó a ser ilustrador.

Las partes de ilustración

En su opinión, la ilustración tiene tres partes fundamentales: dibujo, composición y narrativa.  La primera, el dibujo, es la más prescindible: “Hay muchos ilustradores con una gran cuenta bancaria que no saben dibujar, pero comunican muy bien”. Como dijo Llorens, el collage hoy en día está muy de moda, y mucha gente lo usa como herramienta de comunicación. Esto, junto el “lettering”, la tipografía, ayuda a mejorar a que nuestro producto se vea mejor, y por tanto, que nuestra campaña sea más eficiente.  La composición y la narrativa son los elementos más importantes: el espectador tiene que entender el mensaje que queremos transmitirle. Que le cause emoción, expectación, para que posteriormente, quiera comprar o hacer uso del producto o servicio del anunciante.

“Este mes hice una campaña que me encargó Campofrío. La terminé en una tarde”

Ilustración para la campaña de Campofrío.

Ventajas e inconvenientes

Posteriormente, Óscar Llorens expuso las ventajas y los inconvenientes de su trabajo. En cuanto a las ventajas, la primera de ellas es la repercusión. Si es positiva, tienes muchas posibilidades de que te llame otra empresa o agencia para realizar una ilustración para su campaña. La segunda es ejecutar de gran manera la idea del cliente: en la publicidad, te dan una idea que debes reflejar en un dibujo y esta debe quedar lo más acorde posible con la intención del anunciante.

Respecto a los inconvenientes, existen dos principales: los tipos de entrega, como por ejemplo, acabar el trabajo en un fin de semana, y los cambios absurdos, porque es el cliente el que manda y si decide cambiar algo, pues se hace.

“Para mí, el éxito del ilustrador es que te llamen por tu estilo, aunque no te conozcan de nada”

En último lugar, Llorens explicó los pasos que hay que seguir cuando se es un ilustrador. Primero ver el briefing, plantear preguntas al anunciante si es necesario y resolverlas. En este, es  importante además que se marque bien el timing, el tiempo para elaborar el trabajo. Además comenta que el briefing que se le da al ilustrador es diferente del resto; es más corto, incluso algunas veces, simplemente el cliente manda un correo electrónico mostrando lo que quiere que se lleve a cabo.

En este briefing además debe hacer referencias, el estilo que quiere el cliente que uses, ya sea algo parecido que se hizo anteriormente, o completamente nuevo. Posteriormente se dibuja un boceto. Oscar dice que él suele emplearse a fondo en esta parte con el fin de más tarde ahorrar tiempo, para más tarde pasar a la última parte que es el arte final, que es la ilustración que se le entrega al cliente.

About Emilio Ballesteros

Estudiante de Publicidad y RR.PP. y EBS en Villanueva

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.