La divertida historia que esconde el tercer premio de Showing Film

Un caballo de competición y un sombrero de cowboy son parte de los elementos que Javier Martínez de Velasco Centenera empleó en su corto “A horse named loyalty” (Un caballo llamado lealtad). Este corto ganó anoche el tercer premio de los Showing Film Awards, co-organizados por el Centro Universitario Villanueva, que se celebraron este año en los cines Callao de Madrid. [Vea el despliegue completo de la gala Showing Film]

Cuando Angy Fernández se subió al escenario para anunciar el tercer premio de este concurso internacional de cortos y spots y nombró a Javier Martínez, sentado en su butaca rodeado del equipo que le había ayudado con el cortometraje,  por “A horse named loyalty”, él mismo no se lo podía creer. Confiesa que cuando dijeron su nombre fue “un sorpresón” ya que en ese momento de la gala pensaba que “ya no caía nada”.

El premio

Tras proyectar su corto, que generó risas entre los asistentes,  Javier Martínez subió al escenario a recoger su galardón, el cual dedico a su equipo y compañeros de trabajo: “Este premio es más vuestro que mío”, confesó mirándoles y ofreciéndoles el premio. Desde el escenario afirmó que, para él, el mayor premio era ver reír al público con su cortometraje.

 “¿El dinero? En copas, no lo dudes”, afirmó el galardonado

Sobre el premio, que asciende a 500$, afirmaron que, con el cambio a euros, no da para todo lo que quisieran, y que con el dinero van a pagar una deuda y con lo que sobre, aunque seguirán trabajando, se irán de fiesta.

 “A horse named Loyalty”

“Tenemos un caballo. Vamos a rodar una de vaqueros”, así es como nació la idea de un corto que cuenta la historia de un joven que se debate entre su fiel caballo y un nuevo coche. Finalmente elige su caballo ya que, además, ni siquiera sabe conducir con marchas.

El toque cómico del corto llega gracias a la canción final, que Javier Martínez afirmó que “era necesaria”, con una letra que compuso él mismo y la cantó añadiendo con su misma voz los gritos y latigazos, según afirma en una entrevista a cuv3. “Fue muy gracioso”, afirmó. Con la canción original explicaron el significado del corto: “El cowboy quería un coche, pero Lealtad tenía en el alma”. Esto lo hicieron porque, como bien dice la canción, les “encantan las canciones explicatorias”.

“Hacer la canción del corto fue lo más gracioso”

Cuando le preguntamos sobre cómo fue grabar con un caballo, explicó que “lo más difícil es el montaje”, ya que el caballo no estaba en sus planos y por lo tanto grabar no supuso tanto problema. Sin embargo, afirmó entre risas con su compañero, José Maldonado, que fue complicado porque el caballo “no respeta el racord”  y esto lo dificulta todo.

(Visited 333 time, 1 visit today)

About Alejandra Morata

Estudiante de 4º de Periodismo y EBS en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.