Los síntomas de la adicción a las nuevas tecnologías

Todos somos conocedores de los riesgos que pueden acarrear el uso excesivo de las nuevas tecnologías pero, ¿cómo podemos saber si alguien cercano a nosotros tiene esta obsesión?, ¿es verdad que existen enfermedades derivadas del mal uso de la tecnología?. David Cortejoso Mozo, licenciado en psicología por la UNED y especialista en TICs (tecnologías de la información y la comunicación) ayuda a niños y adolescentes a saber manejar las tecnologías con responsabilidad a través de su página web Psicoglobalia donde realiza talleres y charlas tanto para padres como para niños.

Pregunta: ¿Qué significa ser un “enfermo 2.0”?

Respuesta: Hoy en día, en este campo tan novedoso de las nuevas tecnologías, se utilizan de forma indiscriminada una gran cantidad de términos y conceptos sin que exista aún un consenso académico en su uso y definición. Uno de ellos es el de enfermo 2.0. El concepto de enfermo 2.0 hace referencia a todas aquellas personas que sufren un trastorno o problema derivado de un uso inapropiado de las nuevas tecnologías, bien por la frecuencia de uso, bien por el tiempo de uso, o bien por el tipo de uso que se le da, y también aquellas que, teniendo ya un problema de base, puede agravarse por la utilización de dichas tecnologías. Yo prefiero denominarlo patologías de origen digital o que se agravan por el uso de las TIC.

P: ¿Cómo podemos saber si padecemos este trastorno?

R: Si hacemos referencia a aquellos problemas derivados del abuso, la cuestión es sencilla cuando se observa desde fuera, pero no tanto cuando el que debe valorarlo es el propio afectado. Podemos sufrir problemas derivados del abuso cuando el tiempo y/o frecuencia de utilización de las nuevas tecnologías rompen nuestra dinámica diaria, afectan a nuestro rendimiento académico y/o profesional, a nuestras relaciones sociales, y al tiempo que dedicamos al ocio y a otras actividades.

P: ¿Qué tipo de dolencias (físicas y psíquicas) suelen tener estas personas?

R: El abuso de las nuevas tecnologías puede provocarnos ansiedad, de hecho hay un síndrome de moda denominado F.O.M.O (fear of missing out), que padecen sobre todo los adolescentes, consistente en la ansiedad que se experimenta cuando no pueden estar conectados a Internet y las Redes Sociales. También se lleva un tiempo hablando de la Nomofobia, como aquel miedo irracional que tienen determinadas personas a olvidarse el móvil y no tener el móvil disponible. Otros problemas derivados pueden ser:

· Síndrome de la vibración fantasma: Es un síndrome neurológico provocado por la total dependencia del teléfono. Se caracteriza por la sensación de que su móvil vibra, incluso cuando la persona adicta no tiene este dispositivo encima o cuando su móvil está apagado.

· Síndrome del túnel carpiano: Lesión en la muñeca que se origina por una presión fuerte reiterada sobre el nervio mediano que pasa por la muñeca, debido a las posturas mantenidas al utilizar dispositivos tecnológicos.

· Codo de tenista: La mala postura en nuestro tiempo de uso de ordenadores puede derivar en el codo de tenista, especialmente causada por un mal uso del ratón.

Las características de la enfermedad

P: ¿A qué se debe este trastorno?

R: El abuso de las TIC tiene un origen multicausal, no solo un único origen. Hay en ello factores culturales, dependiendo de la cultura en la que se viva. Hay factores económicos y empresariales, el poder adquisitivo del núcleo familiar influye en la adquisición de dispositivos y la publicidad y las estrategias empresariales actuales, nos “venden” la necesidad de estos dispositivos y servicios para hacerlo todo más fácil y sencillo. Hay factores educacionales, quizás para mí el factor más importante, cuando la educación se ha basado en un estilo permisivo o en un estilo negligente por parte de los padres.

El abuso de las TIC conlleva a problemas como el aislamiento y la depresión

 P: ¿Qué personas son más susceptibles a sufrir este trastorno?

R: Parece existir relación entre una serie de factores predisposicionales por parte del afectado y el padecimiento de este tipo de abuso y adicciones. Tres serían los grandes bloques de factores predisponentes:

· Cognitivos: atención dispersa, necesidad de estimulación novedosa constante, tendencia obsesiva, etc.

· Baja autoestima, inseguridad, falta de identidad, impulsividad, falta de habilidades sociales, baja tolerancia a la frustración, incapacidad para expresar verbalmente las emociones.

· Psicopatológicos: depresión, ansiedad, TDAH, inestabilidad emocional, trastornos bipolares, fobia social, hostilidad, trastornos del control de impulsos, TOC, trastornos alimentarios y abuso de drogas.

P: ¿Cuáles son los desórdenes mentales más frecuentes asociados al abuso de la tecnología?

R: Además del propio trastorno conductual de la adicción tecnológica, este puede conllevar otros problemas frecuentemente como el aislamiento y la depresión, el consumo de otro tipo de sustancias, la pérdida de habilidades sociales, debido a la infoxicación (intoxicación informativa) y la inmediatez de esta puede existir pérdida de habilidades memorísticas y de capacidad de atención y concentración, trastornos de ansiedad, etc.

P: ¿Qué recomendaciones se deben dar socialmente para evitarlo?

R: Socialmente hay que dejar claro que la mejor recomendación que se puede dar es que se haga una correcta educación digital a los menores desde que son bien pequeños y empiezan a trastear con las TIC. Con una correcta educación tanto por parte de las familias como por parte de los centros educativos, en un uso responsable y adecuado de las nuevas tecnologías, nos ahorraríamos un gran porcentaje de actuales y futuros casos de adicción y abuso de las TIC.

(Visited 1.007 time, 1 visit today)

About Lorena López Trujillo

Alumno de 4º de Periodismo en CUV

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.